MADRID, 9 Oct. (Portaltic/EP) -

Varias aplicaciones para Chrome que se hacen pasar por Bad Piggies en realidad intentan recolectar datos de los usuarios o realizar estafas por 'adware'. El juego por el momento no ha sido lanzado para el navegador de Google, por lo que los usuarios deben desconfiar de ese tipo de contenido.

Los creadores de malware y estafas online siempre intentan aprovechar la actualidad para camuflar sus amenazas. Cada vez es más frecuente encontrar mensajes o aplicaciones que hacen alusión a contenidos de actualidad, que generan un gran interés por parte de los usuarios. Precisamente ese interés es la baza que juegan los cibercriminales, que esperan que el valor actual de los supuestos contenidos sean el gancho perfecto para permitir el engaño.

Uno de los últimos casos se ha producido con el estreno de Bad Piggies, el último juego de Rovio. Se trata de una secuela de Angry Birds, en la que los cerdos verdes pasan al papel protagonista. El juego, disponible para iOS, Android, Windows y Mac ha sido utilizado por parte de los cibercriminales.

El en blog de Sophos Naked Security, se han identificado varias aplicaciones para Chrome en la tienda oficial de Google que supuestamente son el juego de Rovio. Sin embargo, no existe una versión de Bad Piggies para el navegador y las supuestas aplicaciones tienen fines maliciosos.

En concreto, hay dos que tienen exactamente la denominación Bad Piggies y la imagen del juego. Entre ambas sobrepasan las 10.000 descargas y están plagadas de comentarios negativos por parte de los usuarios. Ninguna de las dos aplicaciones está firmada por Rovio, lo que ya es un signo evidente de que no son originales.

Desde Naked Security han explicado que el objetivo de estas aplicaciones es conseguir que los usuarios, atraídos por la imagen del juego, instalen la aplicación sin prestar atención a su contenido ni a sus permisos. De esa forma, los ciberdelincuentes pueden conseguir acceso a datos personales o fomentar estafas por 'adware', publicidad por la que consiguen ingresos fraudulentos.

La recomendación en este caso es valorar la aplicación que se acepta y desconfiar de aquellas, como las de Bad Piggies, que cuentan con un gran número de comentarios negativos y que no son de la compañía oficial.