Aspira a 200.000 usuarios en 2013 abriendo sede en Silicon Valley

TARRAGONA, 12 Oct. (EUROPA PRESS) -

La primera red social de colección de cromos, Ilustrum, impulsada en junio de 2011 por el ingeniero tarraconense Albert Abelló y radicada en Barcelona, ha captado 40.000 usuarios activos hasta ahora y prevé alcanzar los 200.000 el año que viene, así como alcanzar una inversión de un millón de euros, tras abrir una sede en Silicon Valley (EE.UU.) para tomar el mercado americano.

La web ofrece más de 100 colecciones creadas por los usuarios a un ritmo de una nueva cada 24 horas; de 16 temáticas diferentes --como las setas y los monumentos de Tarragona--, y con cromos virtuales ('ilustrums'), que se consiguen acertando las preguntas que plantea cada álbum sobre el tema en cuestión, y que pueden intercambiar con otros jugadores y a través de Facebook.

En declaraciones a Europa Press, Abelló ha explicado que la 'startup' catalana, que a principios de año contaba con sólo 2.000 usuarios, prevé la entrada de un socio tecnológico en 2013 que adquirirá un porcentaje de la sociedad a cambio de 500.000 euros, lo que ayudará a la empresa a afianzarse en mercados donde ya tiene presencia, como el sudamericano y el centroamericano, y a expandirse en el sur de Europa y EE.UU. con la contratación de nuevos empleados, además de atraer nuevos inversores.

La empresa, que también baraja ofertas de grandes firmas del sector editorial y de compañías tecnológicas extranjeras, lanzará este noviembre un nuevo modelo de monetización con una parte Premium para atraer a hasta un 20% de los usuarios con diversas ventajas --como acabar las colecciones más rápido y localizar los cromos que les falten de forma automática-- a cambio de una suscripción de uno a cuatro euros al mes.

Hasta la fecha se financia con el sistema Freemium, implementado con variantes por empresas del sector tecnológico de EE.UU. como las creadoras de juegos 'on line' Zinga ('Farmville') y Rovio ('Angry Birds'), y que en el caso de la 'startup' ha generado 100.000 euros de ingresos en el último año --el objetivo inicial no era la rentabilidad sino atraer a los participantes con un buen producto--.

Los usuarios de Ilustrum --personas curiosas de 20 a 50 años con ánimo de participar y de aprender-- utilizan las monedas virtuales ('sestertius') que obtienen cada día en la web de forma gratuita y en concepto de sueldo para acceder a las preguntas, de modo que si quieren más monedas las pueden adquirir a cambio de dinero real, permitiendo que el juego sea gratuito y, a la vez, genere beneficios.

La compañía ha arrancado con 11 empleados en Barcelona, Tarragona, Valls y Valencia, y con una inyección inicial de 250.000 euros procedente de capital familiar y de inversores de Helsinki (Finlandia), donde reside este ingeniero de 25 años, para evitar el endeudamiento con los bancos españoles, "cada vez más complicado y exigente con las nuevas iniciativas".

En cuanto a su experiencia como joven emprendedor, ha destacado que en EE.UU. y Finlandia el fracaso forma parte del aprendizaje y del camino al éxito, frente al pánico que inspira en España, donde los emprendedores también adolecen del miedo a ser copiados --la mejor noticia para una 'startup', según Abelló--: "Espero que vean que para emprender no hace falta un crédito bancario, sino un buen proyecto y un buen equipo humano".