Sandro Cortese es el primer piloto en ganar el título mundial en la categoría de Moto3. Lo ha hecho además ganando en Sepang.



A primera hora de la mañana ha caído el primer campeón del mundo. El alemán Sandro Cortese ha ganado el título de Moto3, ya matemáticamente, después de la carrera del Gran Premio de Malasia. El piloto de ascendencia italiana tiene así el honor de ser el primero que inscribe su nombre en el libro de honor de esta categoría que se estrenó como tal en el año 2012.

Con 22 años, Cortese es todo un veterano en el Mundial pues ésta de 2012 es su octava temporada. Tras firmar el año pasado el mejor año de su carrera, finalizando el Mundial en cuarto lugar. Pero este año, en su salto a KTM, ha sido claramente el mejor, sobre todo regular pues ha puntuado en todas las carreras. A sus cuatro victorias hasta la fecha hay que sumar otros nueve podios, y dos sextos puestos como peores resultados.

Cortese lo tenía todo a su favor para proclamarse campeón hoy, y más todavía tras la retirada de Maverick Viñales. Aun así, el piloto alemán lo ha hecho por la puerta grande ganando en Sepang, mostrando la misma ambición que en el anterior gran premio, en Japón, casi le termina dando un susto y complicándole la clasificación de forma innecesaria.

Cortese formó un grupo de cabeza el piloto local Khairuddin, la sorprendente pole position, y con el alemán Jonas Folger. Luis Salom, el que se quedará con la segunda plaza del Mundial tras la espantada de Viñales, no pudo mantenerse en el grupo de las KTM. Aunque al alemán ya le valía cualquier posición en esta situación, no se conformó y superó en la última curva al malayo para batirle en una final bastante ajustado.

Así que subiendo a lo más alto del cajón, como los grandes campeones, Sandro Cortese ha podido celebrar su título de Moto3. Hacía casi 30 años que un piloto alemán no ganaba un título en la categoría más pequeña del Mundial, si bien el año pasado ya tuvo Alemania un campeón mundial en Bradl, en Moto2. Esa será la categoría en la que correrá el año próximo Cortese, pues ya blindó su futuro hace algunos días. Ahora lo hará con un título bajo el brazo.