MOTRIL (GRANADA), 26 Oct. (EUROPA PRESS) -

Un total de 17 personas de los 18 supervivientes rescatados tras el naufragio de una embarcación en aguas de Alhucemas (Marruecos), en el que han fallecido 14 personas y permanecen desaparecidas otras 40, han llegado esta madrugada al puerto de Motril, a bordo de la Salvamar 'Hamal', según han confirmado a Europa Press fuentes de Salvamento Marítimo.

Las mismas fuentes han señalado que uno de los supervivientes permanece en estado grave y ha sido transportado hacia Alhucemas para ser atendido de urgencia por los servicios médicos locales. La embarcación fue avistada por el avión de Salvamento Marítimo 'Sasemar 101' sobre las 15,00 horas de este jueves semihundida y con varios de sus ocupantes en el agua.

Así, el grupo de los supervivientes trasladados a Motril han sido atendidos por Cruz Roja en el dispositivo previsto en el puerto. No obstante, cuatro de las personas auxiliadas han recibido asistencia hospitalaria en el municipio granadino.

Por otro lado, fuentes de Salvamento Marítimo han indicado que el Salvamar 'Hamal' también han transportado los cadáveres de las 14 personas, 12 varones y dos mujeres, encontradas muertas tras permanecer 36 horas a la deriva en una zódiac de unos nueve metros de eslora. Ahora, las autoridades españolas comenzarán los trámites pertinentes para la repatriación de los cuerpos.

Igualmente, fuentes del operativo de rescate han señalado a Europa Press que las personas auxiliadas, según ha confirmado una de las rescatadas con vida, presentan síntomas de hipotermia grave, agotamiento "extremo", y "pánico", y se encuentran en "en estado de shock" tras más de 36 horas en la embarcación.

La embarcación neumática habría partido de las costas de Marruecos a alrededor de las 03,00 de la madrugada del miércoles con un total de 71 personas de origen subsahariano a bordo, según informó un familiar de uno de ellos en una llamada efectuada a Salvamento Marítimo.

Las mismas fuentes han trasladado que la travesía era de "riesgo crítico" desde su inicio debido a las "precarias condiciones" en las que viajaban, en una zódiac neumática, de apenas nueve metros de eslora y "sobrecargada", circunstancia a la que han achacado el naufragio ya que las condiciones metereológicas y el estado del mar ha sido bueno en las últimas horas.

El dispositivo español de búsqueda de la patera, que se inició a las 15,00 horas del miércoles y en el que han participado efectivos del Servicio Marítimo de la Guardia Civil y de operación 'Indalo', así como efectivos marroquíes, se ha retirado de la zona tras rastrear "un amplio cuadrante" en torno al punto donde ha sido localizada, a unas 18 millas náuticas al este de Alhucemas (Marruecos) ya que se ha recuperado a todas las personas que estaban "sobre el agua".

El avión de Salvamento Marítimo 'Sasemar 101' ha localizado la patera a alrededor de las 15,00 horas semihundida y con varios de sus ocupantes en el agua, por lo que se ha lanzado una balsa salvavidas en la que han podido embarcar algunos de ellos, aún con fuerzas. De inmediato, la Salvamar 'Hamal' se ha dirigido a esa posición a unas 18 millas náuticas al este de la costa de Marruecos y, guiada por el Sasemar 101, ha llevado a cabo las tareas de rescate.

Los tripulantes de la embarcación de rescate han podido auxiliar a todas las personas que estaban flotando en el agua aunque algunas de ellas se encontraban ya fallecidas y a los que aún permanecían a bordo de la patera semihundida. Al lugar del rescate se ha desplazado también patrullera 'Río Miño' de la Guardia Civil y dos patrulleras marroquíes.

La búsqueda, en la que han participado, además de los medios aéreos y marítimos de Salvamento Marítimo, el avión Cóndor VI de la Operación Indalo, una patrullera de la Guardia Civil Río Miño y dos patrulleras marroquíes, se ha realizado tanto en la zona de responsabilidad de salvamento española como en la marroquí.

LA BÚSQUEDA, A EXPENSAS DE MARRUECOS

De otro lado, fuentes de Salvamento Marítimo de Almería han indicado que durante esta noche se han interrumpido las tareas de búsqueda para localizar a los 40 subsaharianos que también viajaban en la embarcación y que permanecen desaparecido.

"Hemos localizado todo lo que había", han reconocido, si bien, si este viernes, las autoridades marroquíes, que son las que tienen competencia sobre las aguas donde han aparecido los supervivientes y los cadáveres, solicitan colaboración, "estaremos dispuestos a atender esa petición".