El piloto español vuelve a disputar el rally más duro tras un año ausente.
Aún no se sabe que volante pilotará, pero podría ser un 'buggy' californiano.
Marc Coma buscará su cuarto título en el Dakar en la categoría de motos.





Carlos Sainz volverá a disputar el rally Dakar el año próximo, cuyo recorrido definitivo, entre Lima y Santiago de Chile, será anunciado este miércoles por los organizadores en una ceremonia en París.


El recorrido será entre Lima y Santiago de ChileEl piloto español, de 50 años, que se alzó con la prueba de rally de resistencia más importante del mundo en 2010, estará al volante de un vehículo del equipo Red Bull, junto con el catarí Nasser Al-Attiyah, vencedor en 2011.

Los detalles del coche con el que participarán no han sido revelados, a la espera de la ceremonia de este miércoles, pero las filtraciones indican que lo harán con un 'buggy' californiano con dos ruedas motrices.

Será una nueva experiencia para estos dos pilotos que se impusieron en el Dakar a los mandos de un Volkswagen y que, el año pasado, no pudieron triunfar. Sainz estuvo ausente y Al-Attiyah tuvo que abandonar por problemas mecánicos en su Hummer.

Sainz, dos veces campeón del mundo de rallys, afrontará el Dakar por sexta vez en su carrera, tras el tercer puesto logrado en 2011 y la victoria de 2010.

Una trayectoria difícil pero exitosa al final

El piloto español tardó en tomarle la temperatura al rally de resistencia, al que llegó tras una gran carrera en las pruebas de velocidad.

Sainz ganó en 2010 y fue tercero en 2011

En su primera edición, en 2006, acabó undécimo y firmó cuatro victorias de etapa. Al año siguiente, acompañado del experimentado copiloto francés Michel Perrin, partía como favorito y dominó la primera parte de la prueba, con cinco triunfos parciales. Pero una avería en su Volkswagen Tuareg le hizo perder más de nueve horas en la novena etapa, lo que le dejó sin opciones para la general.

Tras la edición anulada en 2008, el piloto no pudo acabar al año siguiente la primera prueba disputada en Sudamérica, por haber sufrido un accidente.

Con esas dos estrellas, el rally contará en su categoría de coches con los tres últimos ganadores, ya que el francés Stéphane Peterhansel, que el año pasado logró su décimo título, el cuarto en coches, también tomará la salida al volante de un Mini de la escudería X-Raid-BMW.

Comas contra Despres en motos

En la categoría de motos, el equipo Red Bull presentará, en KTM, a los dos pilotos que han dominado las últimas siete ediciones, el francés Cyril Despres, ganador de cuatro, entre ellas la última, y el español Marc Coma, que se ha adjudicado tres.

Despres ha ganado en cuatro ocasiones y Marc Coma lo ha hecho en tres

Los dos ases de las dos ruedas, que no han logrado nunca repetir triunfo consecutivo, volverá a enfrentarse en las rutas de Perú, Chile y Argentina, los tres países que atravesará el rally.

A la ceremonia de mañana asistirán también representantes ministeriales de los tres países que atraviesa el rally: la presidenta del Comité Dakar de Perú, Gabriela Gutiérrez, el secretario de Estado de Deportes de Chile, Gabriel Ruiz Tagle, y el ministro de Turismo de Argentina, Enrique Meyer.

La 35 edición del rally Dakar, que comenzara el próximo 5 de enero, será la quinta que se celebre en América del Sur, escenario de la prueba desde que en 2008 tuvieron que anular la edición prevista en África por las amenazas terroristas sobre territorio mauritano.

Aunque los principales detalles se desvelarán mañana, el recorrido se prevé duro, con pruebas sobre el desierto desde el primer día, sin un kilómetro de aclimatación para los pilotos.

El rally comenzará en Lima, que había acogido la meta en la anterior edición y tendrá "todos los ingredientes tradicionales de la carrera", con particular atención a la arena del desierto, según su director, Etienne Lavigne.