Un señor, que llega a su casa, quiere ir al servicio. Abre la puerta y se enciende la luz,
cierra la puerta y se apaga la luz. Así sucesivamente.
El hombre se lo dice a su mujer pensando que hay fantasmas,
y ella dice que está borracho. Pero va el hombre con la mujer a la puerta y
la abre y efectivamente abre la puerta y se enciende la luz, cierra la puerta y
se apaga la luz. La mujer enfadada, le grita-
¡serás mamón, has vuelto a mear en la nevera.