Le dice el empleado al jefe:

- Me tiene que subir el sueldo, señor.
Hay cuatro grandes empresas que andan detrás de mí.

- ¿Ah, sí?
¿Y se puede saber qué empresas son esas?

- La de la luz, el teléfono, el agua y el gas.