Una pareja está en la cama, son las 4 de la mañana, los dos muy relajados por haber echado un par de polvos buenísimos. De pronto él pregunta:

-¿Quieres que te dé por culo?.

Ella se para, lo piensa un poco y dice:

- Bueno, ya que estamos, ¡adelante!

Y él muy serio le contesta:

- Pues levántate y hazme una tortilla de papas que estoy muerto de hambre.