Los trabajadores de Central Broadcaster Media (CBM), Videoreport y Telefónica Servicios Audiovisuales (TSA) han convocado una huelga indefinida a partir del jueves 20 de diciembre por los EREs que se están produciendo en estas tres empresas que se encargan de los servicios informativos de la televisión balear.

La reducción del presupuesto de IB3 destinado a estas empresas concesiarionarias se puede traducir en el despido de más de 60 trabajadores, informan desde el Comité de Empresa de CBM.

Reunidos en una asamblea general, la plantilla votó favorablemente en un 61'3%, un 36'3% votó en contra y un 2'4% en blanco. Por centros, en la sede de la televisión en Calvià 46 votaron sí, 33 no y 3 en blanco; en la radio 13 a favor y 3 en contra; en Menorca 4 a 9; Ibiza 11 a favor; y en Formentera también 2 a favor. Se sumaron un total de 124 votos: 76 Sí / 45 No / 3 En blanco.

La negociación entre CBM (empresa concesionaria de los informativos de IB3) y el Comité de Empresa continúa bloqueada, denuncian los sindicatos, ya que IB3 se niega a sumarse a la mesa de negociación del ERE que a partir del 1 de enero podría afectar a 34 trabajadores sólo en esta empresa, lo que supondría también el cierre de la delegación de Formentera.

Vértice 360º se adjudica los servicios técnicos

Por su parte, Vértice 360º sigue su escalada en las televisiones autonómicas públicas y ha conseguido adjudicarse las operaciones técnicas de infraestructura realizado por la televisión autonómica balear IB3. Es decir, los sistemas, el cableado, las unidades móviles y los servicios técnicos y eléctricos, informa Europa Press.

Fuentes de la firma han indicado a Europa Press que el importe de la adjudicación, que tiene dos años de duración e incluye la posibilidad de prorrogarse por dos años más, asciende a dos millones de euros.

En concreto, IB3 ha otorgado una puntuación de 94 puntos a la propuesta de la firma presidida por Manuel García Durán, que se ha hecho con todas las nuevas contrataciones para la externalización de las cadenas autonómicas sacados a concurso público hasta ahora, tras adjudicarse los contratos en Aragón y en Extremadura.

En concreto, en agosto de este año, la productora vasca filial de Vértice, Erpin, se adjudicó el concurso para el suministro de contenidos de Canal Extremadura.

Asimismo, el pasado mes de junio, la cadena pública Aragón Televisión adjudicó a la Unión Temporal de Empresas (UTE) de Inevent, participada por Videoreport (Vértice) y la filial de Telefónica TSA, un contrato presupuestado en 37,4 millones de euros.