El Tribunal Supremo ha reiterado la nulidad del reparto de licencias de televisión digital terrestre (TDT) de ámbito insular y local que hizo el Gobierno de Canarias en 2007 y la necesidad de que se retome el expediente para hacer una nueva valoración de todas las propuestas.El Supremo vuelve a examinar este asunto como consecuencia de una segunda sentencia (de 2010) del Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC), que dio la razón a Asociación Ojos Solidarios y a la empresa Las Arenas Canal 9 Canarias en sus quejas sobre los criterios seguidos por el Gobierno autonómico en ese reparto.

El Alto Tribunal no admite a trámite el recurso el Gobierno de Canarias contra esta segunda sentencia porque considera que el pleito es el mismo que ya examinó el verano pasado, cuando estudió si estaba fundado o no el primer fallo del TSJC (de 2008) sobre este asunto y avaló su conclusión: anular el reparto y ordenar una nueva valoración de las propuestas formuladas por las empresas.

En síntesis, la primera sentencia del TSJC y su posterior confirmación en el Supremo estimaban que la Mesa de Valoración del concurso de la TDT había incurrido en varios defectos: no motivar suficientemente su decisión, delegar por completo la valoración de las ofertas en una empresa que fue contratada sin publicidad alguna y ponderar factores que no estaban previstos en los pliegos.

El Supremo alega razones de “coherencia” para ni siquiera admitir a trámite la petición del Gobierno canario para que se revise esa segunda sentencia del TSJC, porque ya se ha pronunciado al respecto.