– Si estas durmiendo mándame tus sueños. Si estas riendo mándame tú sonrisa. Si estas

llorando mándame tus lágrimas. ¡TE AMO!


El novio le responde:- Estoy cagando… ¿Qué hago?