Un joven musulmán que vive en España desde hace 6 años , va al INEM y le dice al empleado que le atiende:
- Mire, ya no puedo soportar eso de vivir a costa de la sociedad española , de las ayudas y subvenciones. ¡ Quiero trabajar !

El funcionario lo mira de arriba a bajo, con detenimiento, se queda pensando y le dice :
- Hay que ver la suerte que tiene Ud. Tenemos una oferta de empleo de un multimillonario que busca un chófer, y que a la vez atienda las solicitudes de su hija que es ninfómana.
Pero claro, hay que satisfacerla por lo menos 3 veces al día, ¡ TODOS los días!
Tendrá a su disposición un Mercedes, 6 trajes, 12 corbatas, 8 pares de zapatos de piel, y sólo trabajará como chófer 4 horas al día.
El sueldo anual es de 100.000 euros netos, más una prima del 30% si la hija se muestra satisfecha con sus prestaciones.
¿ Que le parece? ¿Acepta Ud. el empleo?

El moro, babeando, y con la respiración entrecortada, no se lo piensa y contesta :
- ¡Pues claro que acepto ! No me lo puedo creer…..pero….¿seguro que no se está burlando de mí ?

Tras un profundo silencio, el funcionario le contesta plácidamente:
- “Vamos a ver… ¿quien ha empezado?