MADRID, 10 Ene. (EUROPA PRESS) -

El Juez de Competición de la Real Federación Española de Fútbol ha decidido sancionar con cinco partidos al defensa del Real Madrid Sergio Ramos por lo ocurrido en el encuentro copero ante el Celta, uno por su expulsión y cuatro por decirle al colegiado, Ayza Gámez, "eres un sinvergüenza y llevas todo el puto día jodiéndonos" y "siempre igual, qué sinvergüenzas sois" a un árbitro asistente.

Ramos ha sido sancionado con cuatro partidos en virtud del artículo 94 del Código Disciplinario de la RFEF, que estipula que "insultar, ofender o dirigirse en términos o actitudes injuriosas al árbitro principal, asistentes, cuarto árbitro, directivos o autoridades deportivas, salvo que constituya falta más grave, se sancionará con suspensión de cuatro a doce partidos".

Debido a la elevada cuantía de la sanción, el castigo también se extiende a partidos de la Liga BBVA. De esta forma, el defensa andaluz se perderá los dos encuentros de cuartos de final de la Copa frente al Valencia y los choques ligueros contra Osasuna, de nuevo Valencia, y Getafe, aunque está a expensas del posible recurso del club blanco.

La sanción se enmarca dentro de la mayor dureza que Competición está imprimiendo esta temporada a sus castigos. Así, de poco le ha servido a Ramos el mensaje que escribió tras el partido en su cuenta de 'Twitter' (@SergioRamos): "Lamento el incidente con el árbitro, son momentos de tensión producidos por mi expulsión. Decimos cosas que después nos arrepentimos".