Estaban un león y un burro solos en la selva sin burras, sin leonas ni

nada que zumbarse y ya estaban cachondos perdidos. Entonces el león le

propone al burro tener sexo entre ellos; el burro responde que no
tiene problema.

Por supuesto, el león pide ser primero, porque para eso es el rey de la selva.

Entonces el burro ve que el león saca un frasco y se empieza a untar
algo en el pito y le pregunta: ¿que es eso?

El león le contesta:

vaselina, para que no te produzca ardor en el culo.

Y el león le hace sexo pero que muy fino.

- Ahora me toca a mí, dice el burro.

Se pone detrás del león y, como el burro tardaba, el león se da
vuelta y ve que además de vaselina, el burro se estaba poniendo otra
pomada a la mitad del pito, una tercera en la punta y al final unas
gotas.

El león cagado, le pregunta: ¿qué es eso que te estás poniendo, burro?

y éste le responde:

- Mira, es vaselina para que no te arda el CULO, Vicks-vaporub para
que no te arda el PECHO, amoxicilina de 500 mg para que no se te
irrite la GARGANTA y unas gotitas de colirio para que no se te salten las
lágrimas.