Dos solteronas tenian una farmacia heredada del padre.

Un dia entra un hombre y pide condones.

Una de las mujeres le da una caja de la talla 40.

-No,es pequeño,dice el hombre.

Le saca una caja talla 42.

-No,todavia es pequeño.

Saca y saca,y la ultima talla que le queda es un 50,pero

el hombre dice que no,que es pequeño,que necesita una 52.

Entonces la mujer grita:

-Susana,el señor necesita condones talla 52 y eso no se
fabrica,nadie la tiene tan grande,¿que le ofrezco?

Y Susana le contesta:

-Casa,comida y la mitad de la farmacia.