Un "niño" de 35 años le dice a su madre:
madre, he tenido un sueño horroroso.
Se trataba de que estaba toda la casa llena de sal
y en la siguiente imagen salias tu dándome de mamar a mi.
no es que esté preocupado, pero me parece un sueño estraño
Hijo, dice la madre, de los sueños no tienes que preocuparte
Basta con saber interpretarlos y quedarte con el mensaje.
Y, en este caso, cuál sería el mensaje, madre?
Muy sencillo, hijo mío:

SAL DE DE CASA, ¡MAMON!