Resultados 1 al 1 de 1






Champions League - Dortmund-Bayern: El fútbol salda todas las deudas (1-2)


Estás en el tema Champions League - Dortmund-Bayern: El fútbol salda todas las deudas (1-2) dentro del subforo Futbol en LonasDigital. Champions League - Dortmund-Bayern: El fútbol salda todas las deudas (1-2) El Bayern de Múnich se proclamó campeón de Europa al vencer al Borussia Dortmund una final alemana que se decidió en los últimos minutos gracias a un gol de Arjen Robben, que se convirtió en un hombre clave después de haber tenido la final en sus botas en varias ocasiones. Con esta victoria, el Bayern de Múnich suma su quinta Champions League y sigue optando al triplete. Por José David MARCO / @jd_marco |...



Este tema tuvo 517 Visitas y 0 Respuestas

Actualmente hay 1 usuarios viendo este tema. (0 miembros y 1 visitantes)

  1. #1
    Avatar de inmg

    inmg ha iniciado este hilo.
    inmg está desconectado
    Título:  Miembro de Lonas Rango:  Miembro de Lonas
    Fecha de ingreso
    Aug-2007
    Receptor
    DB 800HD PVR
    Firmware
    LD-v04.1-MOD
    Nacionalidad
    Espana
    Ubicación
    Teruel
    Temas
    7
    Mensajes
    17


    Champions League - Dortmund-Bayern: El fútbol salda todas las deudas (1-2)

    El Bayern de Múnich se proclamó campeón de Europa al vencer al Borussia Dortmund una final alemana que se decidió en los últimos minutos gracias a un gol de Arjen Robben, que se convirtió en un hombre clave después de haber tenido la final en sus botas en varias ocasiones. Con esta victoria, el Bayern de Múnich suma su quinta Champions League y sigue optando al triplete.

    Por José David MARCO / @jd_marco | Eurosport – Hace 37 minutos





    • Eurosport - El Bayern de Múnich levanta el trofeo de campeón de Europa tras vencer al Borussia Dortmund




    Dos ideas, dos proyectos muy diferenciados, se daban cita en un estadio de Wembley que, con cimientos levantados sobre su propia leyenda, se convertía en la metáfora perfecta de la escenificación que se iba a vivir en su terreno de juego. Por un lado estaba el Borussia Dortmund, ilusión renacida de la mano de un innovador entrenador como Jürgen Klopp que se enfrentaba a la perseverancia y solidez del Bayern de Múnich, finalista en tres de las últimas cuatro ediciones de una champions que, sin embargo, no ha conseguido levantar en ninguna de ellas.
    Acabaron la bundesliga con diferencias marcadas por los 25 puntos que el Bayern sacó al Borussia en la tablaclasificatoria y, quizás precisamente por esto, fueron los de la ciudad de Dortmund los que eligieron tomar el mando desde el principio del encuentro, dando por bueno una vez más aquel dicho que, por muy manido que esté, sigue dejando claro que en las finales no valen favoritismos.

    Con un Gundogan estratosférico, los de Klopp marcaron las pautas de presión y asfixiaron en todas sus líneas al Bayern de Múnich, perdido en la baldosa que representaba su propio área. Con su certero juego de presión, el Borussia abría a derecha e izquierda para finalizar cada una de las jugadas. Dos córners en seis minutos. Se estaba disputando una final.
    El dominio amarillo no se frenó conforme pasaban los minutos, teniendo que atajar los ataques un Neuer soberbio que en 20 minutos ya había realizado más paradas que en toda la final del pasado año ante el Chelsea. Lewandowski, con un juego perfecto de cuerpo, representó casi todo el peligro llegando desde atrás para rematar ya fuera de primeras o a través de rápidas conducciones. Las intenciones, sin embargo, se fueron apagando con el necesario respiro que se tuvo que tomar el Borussia para aguantar el ritmo.
    Responsabilidad que asusta
    Después del agresivo pero inocuo despliegue de recursos de los de Klopp le llegó el turno al Bayern, que ganó visibilidad conforme hacía aparecer en el partido a Bastian Schweinsteiger, líder indiscutible de la medular. Gracias a él llegaron las primeras ocasiones de un Bayern que avisaba por medio de Mandzukic en un córner, primero, y atestiguaba su peligro con las llegadas de Robben. El holandés, sin embargo, demostró una vez más cuál puede llegar a ser la presión de sentirse el hombre del encuentro fallando dos ocasiones claras en las que no supo cómo definir delante Weidenfeller, quien agradeció que, una vez más, Robben se viniera abajo y acabara viendo al guardameta como un muñeco con el que jugar sin hacer daño.

    No marcaron, pero los de Jupp Heynckes ya estaban dentro de un encuentro que se fue al descanso equilibrado y con más trabajo añadido para un Neuer reafirmado como uno de los mejores arqueros del mundo.
    El papel adecuado
    Un escenario diferente se vivió tras la reanudación, cuando el Borussia pareció ser consciente de repente de su teórico papel de conjunto en inferioridad de posibilidades. Fue el Bayern el que mandó en los primeros minutos, encabezando los ataques por banda y encontrando, al cuarto de hora de la segunda parte, la puerta de entrada por el costado izquierdo. Allí apareció Robben, que en el papel de asistente encontró la paz necesaria para sacar el esférico en la línea de fondo –en un palmo de terreno- para que Mandzukic rematara a placer el regalo horizontal que le ponía el holandés.
    Tras el primer tanto se mantuvo de nuevo el dominio de los bávaros hasta que Dante, provocando un penalti poco comprensible en una pelea en el área, hizo que Gundogan tuviera premio transformando el penalti con un disparo a la izquierda lejos del vuelo en dirección contraria de Neuer.
    Justicia final
    Con el empate volvió el equilibrio y se mantuvo la tensión en un encuentro que fue, ante todo, noble desde los dos frentes, empeñados en disfrutar en su cita con la historia. En un ataque aislado que Muller sirvió con dificultades tras quebrar al guardameta del Dortmund pudo romper de nuevo el partido Robben, aunque otra vez el holandés, al no rematar en línea de gol, hizo que Klopp celebrara un despeje de su defensa como si de un gol a su favor se tratara.

    El fútbol, sin embargo, acabó borrando todos los cargos por los que había imputado a Robben al ser el holandés, tras minutos de asedio del Bayern, el que acabó sentenciando el encuentro con, como ocurre en este tipo de casos, más rabia que belleza al remachar delante de Weidenfeller el esférico que le había caído cuando estaba solo en el área. Marcó con un toque débil y lo celebró con toda la fuerza que le quedaba en sus adentros. No era para menos, acababa de dar una Champions a un Bayern gafado que daba un vuelco así a su historia reciente.
    Y es que el Borussia lo intentó en los minutos con alma, corazón y algo menos de cabeza hasta el final. Pero ahí estuvo Neuer, héroe silencioso de esta final que encumbra a un Bayern de Múnich que suma su quinto trofeo de campeón de Europa.
    LA FICHA DEL PARTIDO:
    1 - Borussia Dortmund: Weidenfeller, Subotic, Bender (Sahin, m.90), Gündogan, Lewandowski, Reus, Hummels, Blaszczykowski (Schieber, m.90), Grosskreutz, Piszczek, Schmelzer.
    2 - Bayern Múnich: Neuer, Dante, Ribéry (Dias, m.90), Javi Martínez, Manzukic (Gómez, m.90), Robben, Boateng, Lahm, Müller, Alaba, Schweingsteiger.
    Goles: 0-1, m.60: Mandzukic. 1-1, m.68: Gündogan, de penalti. 1-2, m.88: Robben.
    Árbitro: Nicola Rizzoli (Italia). Amonestó a Dante y Ribéry (Bayern), así como a Groskreutz (Borussia).
    Incidencias: Final de la Liga de Campeones disputada en el estadio de Wembley ante 86.298 espectadores.

    Un saludo

    eduioses

    Última edición por inmg; 26-05-13 a las 00:28


    Citar Citar  


  2. QoinPro.com: Free Bitcoins every 24 hours


Subir