Al británico no le agrada que los equipos no rueden por querer ahorrar neumáticos

En la primera sesión de entrenamientos libres del Gran Premio de Gran Bretaña hubo poco trabajo en pista. Con un público ajeno a las inclemencias meteorológicas, la actividad en el trazado fue prácticamente nula debido a la no presencia de los monoplazas en el circuito. Por ello, el ejecutivo de la Fórmula 1, Bernie Ecclestone, ha criticado la actual normativa, ya que los equipos optaron por ahorrar neumáticos y esperar a una mejora climatológica. Situación que produjo que los pilotos permanecieran en sus boxes casi los noventa minutos de sesión.


El mandamás de la Formula 1, Bernie Ecclestone, siempre preocupado por la audiencia y la imagen que la Fórmula 1 debe trasmitir, comentó a los periodistas en Silverstone su malestar por la poca actividad durante los entrenamientos libres del viernes en Gran Bretaña. "Fue un desastre para la Fórmula 1. Tienen que cambiar las regulaciones para asegurar que este tipo de cosas no sucede. La FIA y los equipos lo necesitan para solucionar el problema", admitió.
Irónico y perspicaz, el británico propuso un nuevo método para que no volviese a ocurrir que un circuito esté vacío casi la mayor parte de la hora y media de sesión. "La gente paga un buen dinero, y hay una audiencia televisiva en la que pensar también". Y continuó: "Tal vez deberían recibir seis juegos de neumáticos para utilizar el viernes y si no corren les quitamos ese número de su total del sábado".
Al respecto, la Federación Internacional de Automovilismo (FIA) se reunió en Goodwood, donde se acordó la disposición de un juego extra de neumáticos para cada piloto en la primera media hora de los Libres 1 de cada Gran Premio. El cambio reglamentario entrará en vigor el próximo año, propuesta que nace del órgano regulador para aumentar la presencia de los monoplazas en pista.

Por Alejandro Corcuera