Charlie Whiting afirma que estuvo a punto de detener la carrera

Cuatro pilotos reventaron su neumático trasero izquierdo en la carrera de Silverstone el pasado fin de semana. En una situación insólita en la Fórmula 1 y que llegó a comprometer la seguridad de los pilotos, Christian Horner ejemplifica la preocupación por la seguridad con lo ocurrido a Fernando Alonso. El español salvó el contacto del neumático desprendido del MP4-28 de Sergio Pérez por escasos centímetros, reflejos que si el español no hubiera mostrado, según el británico, habría sido muy perjudicial para el bicampeón.


La sombra de la inseguridad apareció en la carrera de Gran Bretaña cuando, en diez minutos, tres pilotos sufrieron idénticos reventones en su neumático trasero izquierdo. Inquietos por lo que estaba ocurriendo en pista, la mayoría de pilotos entraron a boxes para cambiar sus gomas y evitar que tal 'estallido' sucediera también en sus neumáticos. No obstante, al final de la carrera, Sergio Pérez fue la última 'víctima' de los neumáticos y reventó el trasero izquierdo, goma que salió disparada hacia atrás y pasó a pocos centímetros de Fernando Alonso, quien estaba en la estela del McLaren del mexicano.
Los reflejos del español fueron de diez: en décimas de segundo, cambió la dirección del F138 en la recta de Hangar y evitó que la goma desprendida del MP4-28 impactara contra él y su monoplaza. Tras comprobar lo sucedido en Silverstone, el jefe de equipo de Red Bull, Christian Horner, ejemplifica con el gesto de Alonso la falta de seguridad que sufrieron los pilotos el domingo en pista. "Tenemos que pensar en la seguridad del piloto. No cometer errores en ello, Alonso es un chico muy afortunado de volver a casa", afirmaba el británico en referencia a lo que podía haber ocurrido si los reflejos del asturiano no hubieran actuado.
Alonso, tras la carrera, también comentó lo sucedido cuando la goma del monoplaza de Pérez reventó y salió despedida hacia atrás, donde él estaba. "Ese momento con Sergio fue muy escalofriante y también afortunado porque me alejé del contacto por un centímetro", señalaba el piloto de Ferrari.
Horner pide que se deje de lado la preocupación por el rendimiento de los monoplazas y que se piense únicamente en la seguridad en pista: "No es lo correcto. Olvida el rendimiento, olvida quien tiene una ventaja y quien no la tiene. El deporte tiene que ser seguro. Lo más importante es la seguridad del piloto. Estoy sorprendido de que no pararan la carrera, por muchos aspectos. Ahora es un asunto de seguridad", afirmaba tajante el jefe de equipo de Red Bull.
Respecto a la decisión de si parar o no la prueba cuando consecutivos monoplazas sufrieron el 'estallido' del neumático trasero izquierdo, el director de carrera, Charlie Whiting, señaló que estuvo a punto de ordenar la aparición de las banderas rojas. "Estuvo bastante cerca de que aparecieran las banderas rojas. Se me ocurrió hacerlo. No hemos visto un fallo como este antes; hemos visto otro tipo de fallos, y eso es lo que se ha abordado. Así que tenemos que analizarlo muy cuidadosamente para ver si podemos establecer la causa. Pirelli tiene que analizarlo para tratar de buscar la causa", señalaba Whiting.
Para solucionar los recientes problemas de los neumáticos Pirelli y que los equipos trabajen conjunto a la marca milanesa, la Federación Internacional de Automovilismo (FIA) confirmó ayer que los titulares podrán participar en el Test de Jóvenes Pilotos únicamente para trabajar con las gomas.


Por Cristina Díaz