El director deportivo de Ferrari confirma las dudas con el rendimiento del F138 tras lo visto en Silverstone
Pese a que Ferrari recortó puntos a Red Bull el pasado fin de semana en Silverstone y Fernando Alonso redujo quince puntos de golpe la diferencia con Sebastian Vettel en la lucha por el liderato, las sensaciones no fueron buenas. Las mejoras del equipo italiano no funcionaron y siguen lejos en calificación, algo que si se suma al buen rendimiento de Red Bull y Mercedes, hacen complicado obtener buenos resultados si no se dan fallos por parte de los rivales o una carrera llena de incertidumbre como la vista en Gran Bretaña el domingo. Así, el director deportivo de la Scuderia, Massimo Rivola,cree que han de ser realistas y mejorar los sábados ya que, a partir de ahí, luden ser optimistas de cara a la carrera con su gran vuelta a vuelta.

El fin de semana pasado fue algo extraño para Ferrari en Silverstone, donde quedó reflejado que sus últimas mejoras no funcionaron como esperaban y que su ritmo en calificación sigue estando lejos de los mejores aunque, por suerte, en carrera su ritmo fue mucho mejor como llevan demostrando toda la temporada y, pese al reventón de Felipe Massa, se vieron beneficiados por una carrera loca y de supervivencia en la que Fernando Alonso acabó pisando el podio y Massa remontó hasta la sexta plaza.

Las alarmas saltaron en el seno de la Scuderia ya que la temporada llega a uno de los momentos más importantes y si Ferrari no quiere perder el tren por ambos campeonatos, no pueden depender de carreras locas o fallos de sus rivales.

Así, el director deportivo del conjunto italiano, Massimo Rivola, analizó lo sucedido en el trazado británico dejando claro que han de mejorar para alcanzar el ritmo de Red Bull y Mercedes.

"El Gran Premio de Gran Bretaña fue sin duda emocionante, pero dejando eso a un lado, dimos un paso adelante en la clasificación del campeonato reduciendo la distancia con nuestros rivales principales; pero siendo sinceros, y hablando en términos de rendimiento, vimos aumentar la diferencia entre nosotros y Red Bull y Mercedes", valoró Massimo Rivola, el Director Deportivo del equipo. "Sí, la carrera fue mejor, pero nuestro ritmo en la clasificación y durante el viernes, no es de ninguna forma suficiente de cara a nuestros objetivos de la temporada".

Ahora, sin casi tiempo para analizar datos y buscar mejoras, Ferrari encara el Gran Premio de Alemania con muchas incógnitas tras su rendimiento en Silverstone y con la sensación de que les hubiese venido bien algo más de tiempo para intentar dar la vuelta a la situación

"Para ser sincero, con los distintos interrogantes que han surgido después de Silverstone con respecto al rendimiento del F138, una pequeña pausa habría sido útil. Vamos a Alemania demasiado pronto", admitió Rivola. "No estamos hablando de pequeños detalles, sino de retos más importantes, con lo que hubiera estado bien disponer de algo más de tiempo para analizar todos los datos. Pero esto es Fórmula 1, es nuestro trabajo y sabemos lo que conlleva".

Rivola no se olvidó tampoco de comentar lo sucedido con los neumáticos en Silverstone, y que la Scuderia vivió en primera persona con Felipe Massa. El italiano ve muy sensata la decisión que ha tomado la FIA de permitir que los pilotos titulares acudan a los rookie test de Silverstone para ayudar a mejorar las gomas de Pirelli.

"Lo que vimos en Silverstone nos da razones para pensar, sin duda alguna, en la seguridad de los pilotos", dijo Rivola. "El Test de Jóvenes Pilotos, programado del 17 al 19 de julio en el mismo circuito de Silverstone, ofrece la oportunidad perfecta para hacer algo al respecto, y ni la FIA, ni Pirelli, se lo han pensado. Será muy importante contar con la posibilidad de poder probar cosas nuevas. Obviamente, estas pruebas se llevarán a cabo con los pilotos titulares, ya que no hubiese tenido sentido probar algo nuevo teniendo a jóvenes al volante, que aún no cuentan con la experiencia necesaria para proporcionar la información requerida. Creo que todos tenemos que hacer todo lo posible por ayudar a Pirelli en estos momentos. No se trata de un momento fácil para ellos y deberíamos contribuir en todo lo posible para resolver el problema de la seguridad".

Por último, Massimo no pudo mojarse demasiado sobre lo que esperan en Ferrari de la carrera en Nürburgring aunque, lo que sí tienen claro, es que tienen que mejorar su rendimiento en calificación para no tener que sufrir en carrera con remontadas, mientras sus rivales se escapan en la parte delantera.

"Se hace difícil decir si podemos ser competitivos o no, porque, con las mejoras que solemos llevar a las carreras habrá incluso más incógnitas de las que ya tenemos ahora. Sin duda, debería hacer más calor que en Silverstone, pero no estamos hablando de las temperaturas de Malasia", confesó. "Algunas partes del circuito le irán bien a nuestro coche, pero otras, como la última curva, por ejemplo, no lo harán. No será fácil, definitivamente, alcanzar el ritmo de Red Bull y Mercedes, pero ese tiene que ser nuestro objetivo. Por supuesto que queremos ganar todas las carreras, pero tenemos que ser realistas y empezaremos por intentar cerrar la brecha en clasificación. Si podemos salir desde las posiciones delanteras, entonces podremos permitirnos ser más optimistas de cara al domingo".
Por Andrés Méndez