El máximo encargado del circuito afirma que las declaraciones que acusan al trazado son una "basura"

Después del Gran Premio de Gran Bretaña marcado por los reventones de neumáticos, la Fórmula 1 puede esperar un fin de semana ‘tranquilo’ en Nurburgring, ya que Pirelli ha anunciado que en Alemania suministrará a los equipos neumáticos con kevlar, en lugar de los de base de acero que tantos problemas causaron en Silverstone. La culpa por lo ocurrido en Silverstone también se achacó, en un primer momento, a las características del trazado, declaraciones que desde el circuito británico se han apresurado a desmentir.

El máximo responsable del Circuito de Silverstone, Derek Warwick, comentó con claras palabras lo que pensaba sobre las acusaciones que señalaban que los reventones de los neumáticos en la carrera del Gran Premio de Gran Bretaña fueron causados por las características del trazado. Así, el británico ha calificado tales declaraciones de "basura absoluta". Y afirma: "Estos pianos han estado aquí desde 2009 y hemos tenido cientos y cientos de coches pasando por encima de ellos absolutamente sin ningún problema”, en declaraciones a Sky.

No obstante, el ex piloto de Fórmula 1, Rubens Barrichello, cree que las características únicas de Silverstone pueden haber contribuido a los fallos en los neumáticos Pirelli: “La preocupación en Silverstone es sobre las curvas de alta velocidad y el efecto que éstas provocan en las temperaturas de los neumáticos”, explicaba a Totalrace. “No debería ocurrir en Nurburgring”, añadía el brasileño.

El piloto reserva de Ferrari, el español Pedro Martínez de la Rosa, coincide con Barrichello: “Por supuesto que los neumáticos jugarán un papel importante en Alemania. Pero, en general, las gomas están menos ‘estresadas’ en Nurburgring que en Silverstone. Por esa razón, no me puedo imaginar que vaya a suceder lo mismo que en Gran Bretaña”, decía a Speed Week.

Tras lo ocurrido en Silverstone, se rumoreó que pilotos y equipos podrían no querer participar en la próxima carrera, Nurburgring, si no se aseguraba la seguridad y pleno funcionamiento de los neumáticos. No obstante, los organizadores del Gran Premio de Alemania no están preocupados e insisten en que la seguridad es “claramente importante” y que los problemas de los neumáticos no tienen nada que ver con los circuitos: "Es un tema de la FIA y de la Fórmula 1 en sí misma solucionar este problema. Nuestras preparaciones para el fin de semana están en pleno funcionamiento e ininterrumpidas, y esperamos que todo el mundo estará en la salida el domingo, como estaba planeado", decía el portavoz del Circuito del 'infierno verde' a Sport1.

Así, Felipe Massa afirmó sobre la posibilidad de que los pilotos se negaran a correr en Nurburgring: "Por supuesto que vamos a discutir esa posibilidad entre los pilotos, no quiero decir ahora mismo que vaya a ser así porque crearía muchos problemas, pero es algo que podríamos hacer por nuestra seguridad”, decía el brasileño tras la carrera en Gran Bretaña.

Además, al de Ferrari se le suma su archienemigo de 2011, Lewis Hamilton: “Alguien tiene que hacer algo, esto no lo podemos aceptar”. El de Mercedes y el de Ferrari fueron dos de los perjudicados por los reventones del neumático trasero izquierdo: el británico perdió la primera posición y el brasileño no pudo aprovechar su buena remontada.
Por Tomás Slafer