El de Red Bull se muestra confiado por ganar en Alemania, delante de su afición

Recién cumplidos 26 años, Sebastian Vettel insiste en que las estadísticas de que nunca ha ganado una carrera en el mes de julio no es ninguna "maldición". En el Gran Premio de Alemania, prueba 'de casa' para el de Red Bull, tratará de subir a lo más alto del podio contando con la ventaja de correr en su 'territorio'.


Sebastian Vettel nunca ha ganado el Gran Premio de Alemania, ya sea en Nurburgring o en Hockenheim, y, además, nunca ha subido a lo más alto del podio en las carreras disputadas durante el mes de julio. No obstante, el tricampeón ha hablado con Sport Bild y ha afirmado no estar preocupado por ello: “No existe ninguna 'maldición de julio'. Al revés, correr en casa me da ventaja, así que probaremos otra vez este año”.
Sus rivales no se lo van a poner fácil para que Vettel salga victorioso de Nurburgring. En tal circuito, Mark Webber logró su primer triunfo en la Fórmula 1 en 2009 y Fernando Alonso, aunque en Hockenheim, ganó el GP de Alemania el año pasado. El australiano, refiriéndose a su deseo de ganar en el país germano, dijo el pasado fin de semana en Silverstone ironizando: “No estoy seguro en qué país es la siguiente carrera, pero me gustaría ganarla”.
Respecto a la 'guerra psicológica' que sus rivales puedan jugar, Vettel afirma que no le afecta y, en declaraciones al Franfurter Allgemeine Zeitung dijo hacer oídos sordos a esta batalla: “Claro que lo noto, pero no dejo influenciarme por ellos (los comentarios). No es decisivo para el campeonato del mundo si alguien dice algo que me gusta o no”, explicaba. “Quizá ellos creen que ganan ventaja, pero estos jueguecitos no son para mí. Ni me molesto en contestar. Prefiero contestar sobre la pista", añadía rotundo.


Por Tomás Slafer