El de Ferrari es consciente que lo sucedido en Silverstone podría haber provocado un mal peor

Con la vuelta al kevlar en los Pirelli, los reventones que ocurrieron a lo largo del fin de semana en Silverstone no deberían volver a aparecer en Nurburgring. Entre rumores de que los pilotos podrían decantarse por un posible boicot si no se cumple la seguridad con las gomas, Fernando Alonso no cree que se tome tal actitud aunque es consciente de la peligrosidad de los 'estallidos' que se sucedieron en Gran Bretaña.


Fernando Alonso ha descartado la posibilidad de que cualquier piloto boicotee la carrera de este fin de semana en Nurburgring, debido al caso de que los reventones de Silverstone se pudieran volver a producir. En declaraciones desde el Centro de Investigación de Shell en Hamburgo, donde el español visitó las instalaciones del socio de Ferrari, afirmó: "He oído que (Pirelli) ha hecho cambios en los neumáticos, pero no podemos hacer ninguna predicción porque nadie los ha probado todavía". En declaraciones a la agencia alemana DPA, el bicampeón no cree que vaya a haber boicot: "Tenemos que correr. Por nuestro equipo, por nuestros patrocinadores, por nuestros seguidores", afirmaba.
No obstante, días atrás, su compañero de equipo en Ferrari, Felipe Massa, dijo que no eliminaba del todo la posibilidad de que los pilotos no corrieran la carrera, en señal de protesta por los reventones de los neumáticos sucedidos el pasado fin de semana en Silverstone. Respecto a los 'estallidos', Alonso cree que es inconcebible que los problemas vistos en Gran Bretaña vuelvan a suceder en Alemania. “Sería imposible pilotar. Vivimos cosas que nunca queremos volver a ver”, decía el español. “Incluso podría haber sido bastante peor, los comisarios, seguidores o algún piloto podría haber muerto”, explicaba el asturiano.
Ayer, los accionistas involucrados en la Fórmula 1 se reunieron en un hotel cercano a Nurburgring y Nico Hulkenberg acudió como representante de los pilotos. Después de dicha reunión, el alemán de Sauber dijo a Sky: “No tengo malas sensaciones al correr este fin de semana”.
En el mismo encuentro también estuvo presente el director de carrera de la FIA, Charlie Whiting, que explicaba a O Estado de Sao Paulo: “Los datos que tenemos, igual que Pirelli, nos llevan a creer que no veremos lo sucedido en Silverstone este fin de semana”.
El británico también comentó la posibilidad de que con los nuevos neumáticos de kevlar el orden de parrilla cambie radicalmente, sobre todo para equipos como Ferrari, Lotus o Force India que son los que mejor gestionaban las 'antiguas' gomas: “No creo que vaya a haber ningún impacto significante”, explicaba. Finalmente, Whiting dijo que todos los equipos están unidos en este tema: “No hubo ninguna queja”, indicaba el director de carrera de la FIA explicando lo ocurrido en dicha reunión.

Por Tomás Slafer