La adaptación a los nuevos Pirelli es fundamental para destacar en Nürburgring, y Red Bull ha hecho los deberes de la mañana, para espabilar con el mejor tiempo de la jornada. Los Mercedes han vuelto a pisar suelo tras la exhibición de los Libres 1, mientras que Ferrari ha salvado el honor esta tarde después del tiempo perdido en pista a causa de los problemas electrónicos en el F138 de Fernando Alonso.

Las alarmas ya se habían disparado. Mercedes parecía de otro planeta después de su imponente doblete matinal, pero la segunda sesión de entrenamientos libres para el Gran Premio de Alemania ha devuelto la normalidad a las jerarquías del 'paddock'. No es que las flechas plateadas hayan desaparecido, pero sí han cedido el testigo del liderato a Sebastian Vettel, que ha sido 235 milésimas mejor que Rosberg con su Red Bull y que ha demostrado la tremenda capacidad de reacción de su equipo ante las múltiples novedades en el calzado de los Fórmula 1 para este fin de semana.
Si los coches de Ross Brawn esconden una parte de su potencial o no, lo sabremos mañana, pero Vettel ha sido 1,4 segundos más rápido que él mismo en la sesión homóloga del GP de Alemania de 2011, con el imbatible Red Bull RB7 y sus difusores soplados al máximo de su capacidad. Así pues, los cambios de Pirelli no derrumban la velocidad de los coches y parece que tampoco desmontan las jerarquías que habíamos visto en los Grandes Premios precedentes. La última pregunta pendiente es: ¿también permitirán la utilización normal en carrera? A la espera de analizar las tandas largas que todos los participantes han completado hoy, las prestaciones decrecen los habituales seis segundos de media entre la vuelta de calificación y el ritmo de carrera.
En cuanto a los problemas de desgaste, no hemos visto una sola situación preocupante, pero según el coche sí se ha apreciado una diferencia en el eje más castigado por el 'graining'. Si Ferrari ha sufrido con los neumáticos delanteros, otros han visto como las gomas traseras se venían abajo.

La diferencia de rendimiento entre las gomas blandas y las medias ha sido superior a un segundo en la mayoría de casos, quizá a excepción de Lewis Hamilton, que no ha logrado una vuelta brillante con los Pirelli marcados de amarillo. Crono en mano, han sido mejores los dos coches de Lotus, que han terminado a cuatro décimas de la cabeza con apenas cinco milésimas de ventaja de Grosjean sobre Räikkönen.
Si atendemos al orden marcado por la tabla de tiempos de hoy, la noticia positiva para Ferrari es que sus dos pilotos han dejado netamente atrás a rivales como los Force India y los Toro Rosso que tantos quebraderos de cabeza les llegaron a dar en las últimas citas del campeonato, aunque los F138 han tenido que conformarse con ser el cuarto coche más rápido del pelotón.
Pocas sorpresas en la segunda mitad del pelotón, con jerarquías marcadas entre Toro Rosso, Sauber y Williams, con los Force India en dura pugna con el McLaren de Jenson Button y un Checo Pérez que esta vez ha terminado ligeramente descolgado respecto a su compañero de equipo.

Por Cristóbal Rosaleny