El cámara herido por la rueda del RB9 de Webber ha sido trasladado al hospital

Sebastian Vettel ha defendido con uñas y dientes la primera posición en el Gran Premio de Alemania hasta la meta y ha resistido los ataques de Kimi Raikkonen y Romain Grosjean, que han completado el podio. Fernando Alonso ha cruzado la meta cuarto, aunque su F138 se ha detenido en pista poco después. Un cámara de la FOM ha resultado herido al impactarle una rueda no enroscada del coche de Mark Webber, pero está fuera de peligro. El incidente se investigará después de la carrera.
Hoy hemos asistido a un carrera estratégica en Nurburgring difícil de interpretar hasta el último minuto y cuya victoria final no se ha decidido hasta casi la curva final del trazado germano. Y esa difícil coyuntura Red Bull se ha llevado la palma gracias al ritmo constante del RB9, el cual se está demostrando como el coche más regular y sólido de la parrilla. Por supuesto, sin olvidar el excepcional trabajo realizado por Sebastian Vettel, que ha conseguido ganar por primera vez en casa después de aguantar los envites de los dos Lotus y de superar todas las vicisitudes estratégicas que se le han presentado. Victoria merecidísima, que hace que el actual Campeón del Mundo sea aún más líder del Mundial.
Este resultado final se lo ha ganado el alemán en la pista, pues ya desde la primera vuelta aprovechó la mala salida de Lewis Hamilton para colocarse líder de la carrera, seguido de su compañero de equipo, que también ha adelantado al británico. Sin embargo, la carrera no ha seguido los derroteros normales de los que gusta Sebastian Vettel, pues en ningún momento ha podido zafarse de la presión de alguno de los Lotus. Así que ha tenido que pelear vuelta a vuelta, evitando el más mínimo error, pues sus perseguidores no han dejado de acosarle. En este sentido, Grosjean ha pasado toda la carrera tras él y en los giros finales le ha tomado el relevo Kimi Räikkonen.
Hay que destacar el incidente de Red Bull en la primera parada de Mark Webber, pues un neumático mal colocado ha salido despedido y ha golpeado a un cámara de televisión -afortunadamente sin consecuencias, según parece-, lo que ha hecho que el australiano acabase al final de la parrilla y con vuelta perdida. A pesar de lo cual ha acabado (después de un trabajo memorable) en séptima plaza, lo que nos habla del potencial de este coche.
Los dos Lotus han estado soberbios y han demostrado que tienen el segundo mejor ritmo de carrera en unas condiciones climáticas, más o menos, normales, pues el nivel de degradación de los neumáticos es mínimo. No en vano, Grosjean ha estado liderando la carrera entre las vueltas 10 y 14, ganando muchas plazas gracias a un primer stint muy largo. A partir de ese momento se ha pegado a Sebastian Vettel, de quien no se ha despegado hasta el final de la prueba. Sin embargo, en el último stint ha entrado antes que su compañero de equipo y ha puesto gomas medias, lo que ha hecho que el finlandés le pasara con neumáticos blandos usados para que pudiese acosar al líder de la carrera. Aún así hay que destacar que después del bajón de rendimiento la semana pasada en Silverstone, el equipo ha sabido reconducir el coche, hacer funcionar el DRD y ahora ruedan a la par que los de Milton Keynes.
Ferrari, por su parte, ha conseguido un gran resultado con un cuarto puesto después de partir Alonso en octava posición. Era, sin duda, lo máximo a lo que podía aspirar el equipo italiano, pues claramente están detrás de estas dos escuderías, que han evolucionado muchísimo. Al menos, los de Maranello han visto que en condiciones normales de pista pueden estar por delante de Mercedes gracias a la degradación de los neumáticos de los germanos.
Lo cierto es que la estrategia tan arriesgada que habían decidido implementar en el día de ayer -clasificar con los medios para iniciar la carrera con este compuesto de neumáticos y adelantar a los rivales en los pit stops- no les ha salido demasiado bien y el coche ha acabado en su posición natural. Aún así, el asturiano ha presionado mucho a Grosjean en los compases finales merced a un juego nuevo de gomas blandas que ha montado en la última parada en boxes. Pero el coche no tiene más ritmo y los de Maranello se han quedado descolgados en cuanto a evolución técnica después de haber probado con una serie de mejoras fallidas, tal y como les relatamos en nuestro análisis técnico y en las animaciones interactivas que lo acompañan. No obstante, no hay que desmerecer el trabajo realizado por Alonso, que se ha pasado toda la prueba peleando en la pista con muchos rivales y realizando un gran trabajo en cuanto a adelantamientos se refiere.
En cuanto a los Mercedes, tal y como hemos mencionado, hay que reseñar la gran degradación que han mostrado en los neumáticos, lo que les ha llevado a no poder capitalizar la pole position de la que partían. Así, Hamilton ha acabado quinto, mientras que Rosberg noveno. Tampoco les ha ido bien con la estrategia de carrera que han desplegado, a pesar de lo cual Hamilton se las ha arreglado para acabar en una buena posición después de dar gran batalla en la pista y de un gran número de adelantamientos en pista, sobre todo, en el stint final. Aún así que nadie descarte a los germanos, pues en condiciones menos extremas de temperatura seguirán luchando por cada victoria. Habrá que verlos en Spa, aunque en Hungría es probable que sufran con las altas temperaturas de Budapest.
No deja de sorprender el gran papel desplegado en el día de hoy por los dos McLarens, que han acabado sexto (Button) y octavo (Pérez), colocando, por fin a los dos coches en zona de puntos después de últimos Grandes Premios donde habían acabado fuera de los mismos. La clave, en su caso, ha estado en una estrategia de dos paradas, mientras que el resto del top ten han ejecutado tres detenciones en boxes. De modo que no podemos apreciar una subida en el rendimiento, sino una adecuada gestión de la carrera que les ha permitido entrar en el selecto club de los puntos de la F1.
Hay que destacar, por otro lado, la gran carrera que ha realizado Nico Hulkenberg en su casa, pues ha conseguido meter a uno de los Sauber en la zona de puntos, lo que es toda una proeza habida cuenta del potencial del equipo suizo.
Esta vez ni los Force India ni Toro Rosso han conseguido entrar entre los diez mejores, pero se han quedado bastante cerca. Detrás de ellos encontramos a los Williams, cerrando como siempre la parte media de la parrilla, en su carrera 600, donde han tenido muy mala suerte en las paradas (tres pistolas ha necesitado Maldonado para poner la rueda delantera derecha). Caterham ha ganado la partida a Marussia, quienes han cerrado la clasificación del Gran Premio.
También son noticia, precisamente, porque no se ha hablado de ellos en todo el fin de semana, los Pirelli, que no han dado ningún problema a los equipos -salvo la degradación- después de que la FIA haya obligado a éstos a seguir unas directivas técnicas, siguiendo las recomendaciones de la marca. Además, los problemas de laminación parecen resueltos después de cambiar la estructura de acero por la de kevlar.
En cuanto a incidentes -al margen del de la parada de Webber-, destacar los abandonos de Massa tras calar el coche en un trompo y los de Vergne y Bianchi por problemas mecánicos (en el caso del segundo con explosión del motor e incendio incluido, aunque sin consecuencias). Este último ha provocado el único safety car de la carrera, ya que el monoplaza del piloto de Marussia se ha ido marcha atrás en una pendiente atravesando toda la pista sin mayores consecuencias.
Ahora nos esperan, de nuevo, unas semanas sin Fórmula 1, pues la siguiente carrera tendrá lugar el 28 de julio en Hungría. Seguro que los equipos aprovechan esta parada para poner al día sus monturas y evolucionarlas lo más posible, sobre todo, equipos como Ferrari o McLaren, que se han quedado bastante descolgados. Mientras tanto, les ofreceremos todos nuestros análisis post GP, así como todas las noticias que genere el gran circo.



Por Raúl Molina