El británico asegura que adquirir el circuito no es "práctico" para sus objetivos

Después de haber dicho que consideraba la opción de comprar Nurburgring, el pasado domingo el magnate de la Fórmula 1, Bernie Ecclestone, reculó en la posible transacción sobre su adquisición del 'infierno verde'. El británico afirma que comprar el circuito no le es "práctico".


Bernie Ecclestone parece haberse echado atrás en su intención de comprar Nurburgring. No obstante, en recientes declaraciones al diario alemán Die Welt, afirmaba lo contrario sobre sus planes y transacciones: "Si lo hago (comprar el circuito), significaría que el GP de Alemania está asegurado de cara al futuro". Sin embargo, el británico ha cambiado rápidamente de opinión y según asegura hoy el rotativo Rhein-Zeitung, ha perdido interés en la compra del 'infierno verde'. "Pensé en ello, pero (comprar el circuito) no es práctico para mí", explicaba.
Los últimos rumores procedentes de Alemania señalaban que Ecclestone no es el único interesado en invertir su fortuna en Nurburgring, ya que el propietario de Red Bull, Dietrich Mateschitz, asimismo como Jorg Lindner, consejero delegado del trazado y ADAC (Club de Automóvil de Alemania) también podrían estar considerando realizar dicha operación.
Ecclestone, ante estas especulaciones, espera que alguien compre el circuito "ya que disfrutamos estando aquí". Y añadía: "Siempre estamos contentos de venir aquí, especialmente porque llevamos viniendo aquí hace mucho tiempo".

Este intento de compra se suma a la montaña de ideas de Ecclestone en un intento de salvar definitivamente a Nurburgring. A esto se le añade el cancelado rescate de la Unión Europea de 13 millones de euros para salvar la deuda del circuito. Pese a los problemas financieros, el 'infierno verde' ha acogido el Gran Premio de Alemania con la posible ayuda del no pago del canon a Ecclestone por acoger la prueba, por lo que el trazado alemán podría no haber desembolsado los 14 millones de euros necesarios.


Por Tomás Slafer