El fundador del conjunto suizo confirma las dificultades financieras del equipo

El equipo Sauber está en sus peores momentos económicamente. Los pagos a los proveedores están paralizados y los rumores sobre la posible rescisión del contrato de Nico Hulkenberg afectan a todo el equipo. Peter Sauber confía en que el piloto alemán continúe en el conjunto de Hinwil y afirma que la llegada de un inversor sería muy bueno para salir de la situación actual.
Los rumores sobre la situación económica de Sauber han obligado a su fundador, Peter Sauber, a dar explicaciones. El suizo confía en que Nico Hulkenberg permanecerá en el equipo y niega retrasos en el pago a personal del equipo y proveedores. “En 20 años en la Fórmula 1, nunca nos hemos retrasado en el pago”, insistió.

Los problemas financieros que podría estar atravesando Sauber han sugerido que el piloto alemán podría no haber cobrado su sueldo de mayo y junio y que, por consiguiente y según los rumores, podría haber rescindido su contrato con el equipo de Hinwil. Sobre ello, Sauber está seguro de que Hulkenberg se quedará en la escudería hasta el final de la temporada. "Básicamente no voy a hablar de contratos. Pero estoy convencido de que Nico estará con nosotros en la segunda parte de la temporada", señalaba a la televisión suiza Sportpanorama.

Respecto al pago a suministradores, Sauber admitió que a algunos proveedores del equipo se les pide esperar para efectuar sus cobros. “Esto no solo afecta al desarrollo del coche, también a los proveedores. Normalmente, nos reunimos con comprensión, pero esto es muy estresante para nosotros y a veces doloroso”. Además, el ex jefe de equipo dijo que “nunca” se ha despedido a personal “por razones económicas” y la intención no es empezar ahora. No obstante, la parálisis económica que está viviendo la escudería suiza está afectando también al rendimiento deportivo.

Así lo afirmaba Sauber: “Es un momento muy complicado. Nuestros recursos son muy limitados y la situación es incómoda y embarazosa”, añadió. Las soluciones a estos problemas parecen estar claras dentro de la formación. El suizo cree que el equipo necesita nuevos patrocinadores urgentemente o, preferiblemente, un inversor. “Estamos muy confiados en este sentido”, reveló. “Si va sin problemas, podremos dar el visto bueno a finales de mes”.

No obstante, si no ven una salida, dijo que hay un ‘plan B’. “Es un buen plan, pero el tiempo es el gran problema, porque nos estamos quedando sin tiempo”. Incluso, se le preguntó directamente si estaba asegurada la actual temporada y, desgraciadamente, admitió que “en principio, no". A lo que añadió: "Pero estoy seguro, estamos trabajando día a día". El último recurso sería la venta del equipo. “Si no hay otra salida, es una posibilidad. Pero estamos muy lejos de ella. El cierre no es una opción, no hay que dejar de luchar".

Por Víctor Bolea