Introducirán modificaciones en sus pistolas y en el proceso de salida en paradas problemáticas
En Red Bull han puesto todo de su parte para dar con el fallo que provocó que Mark Webber saliese de su primera parada en Nürburgring con uno de sus neumáticos sin apretar, algo que provocó que un cámara de la FOM acabase ingresado en el hospital tras ser golpeado por la rueda. Así, tras descubrir que el mecánico que trabajaba en esa rueda activó por accidente el botón OK de su pistola al resbalársele cuando desatornillaba la tuerca encajada, los austríacos han decidido modificar el diseño de sus pistolas además de cambiar su forma de proceder en las paradas que tengan problemas

El equipo Red Bull realizará cambios inmediatos tanto en sus pistolas para los reportajes como en todo el proceso de sus pitstops para evitar que se vuelvan a producir incidentes similares al del neumático volador del RB9 en Nürburgring.

Después de que Paul Allen, cámara de la FOM, fuese golpeado por dicho neumático cuando realizaba su trabajo en el pitlane y este suceso se saldase con trauma craneal, dos costillas y un hombro dislocado, la FIA tomó medidas drásticas para mejorar la seguridad en la calle de boxes.

Así, además de obligar a llevar casco a todos las personas implicadas en las paradas y de reducir la velocidad en el pitlane de 100 kilómetros por hora a 80 en la mayoría de circuitos, también se ha prohibido la presencia de las televisiones en la calle de boxes en cualquiera de las sesiones del fin de semana.

Tras estas decisiones, la FIA esperaba un informe del equipo austríaco en el que explicasen lo ocurrido en aquél pitstop de Mark Webber en Nürburgring y cuales serían las medidas a tomar a partir de ahora.

En Red Bull, tras investigar a fondo el suceso, han descubierto el mecánico de la rueda trasera derecha dio la señal de OK de forma accidental -ya que la rueda no estaba apretada- cuando la pistola se le resbaló al intentar desatornillar la tuerca encajada para cambiarla.

Todo comenzó cuando la tuerca de este neumático trasero no encajó bien, lo que llevó al mecánico encargado de dicha rueda a quitarla y reemplazarla por otra. Sin embargo, al colocar su pistola en el modo para desatornillar, el nivel de par de la tuerca fue mucho más alto de lo esperado e hizo que la pistola resbalase en la mano del mecánico mientras quitaba la tuerca.

Este desafortunado suceso hizo que el mecánico activase de manera involuntaria con el pulgar el botón que marca el OK al hombre del gato para que bajase el monoplaza y diese salida al monoplaza. Mark Webber apretó el acelerador y su neumático trasero, que no tenía la tuerca apretada, salió de forma incontrolada por el pitlane para acabar golpeando al cámara de la FOM.

Así, en Red Bull revisarán el diseño de sus pistolas para que, en caso de un resbalón en las manos de un mecánico como el que se dio en Nürburgring, los pulgares se alejen del botón de OK en vez de dirigirse hacia él de forma accidental.

Además, el hombre que marca la salida del monoplaza de un pitstop tiene instrucciones claras de que si hay problemas en una parada, no debe dejar salir al coche hasta que no tenga señales claras por parte de los mecánicos encargados de los neumáticos de que todos están perfectamente colocados.

Los austríacos investigan también como asegurarse de que su señal de OK no pueda activarse mientras se presiona el gatillo o la pistola está en el modo para desatornillar.

Pese a los errores y los posibles cambios, se sigue teniendo la certeza de que el uso de señales independientes tanto de las ruedas como del hombre del gato son más seguras que si se basa todo en la decisión del hombre del gato delantero.
Por Andrés Méndez