Toda la responsabilidad de corregir errores recaerá en los hombros de los probadores del equipo

McLaren confiará el futuro de su monoplaza para la segunda parte de la temporada en sus pilotos de pruebas. El importante test de jóvenes pilotos, lo llevarán a cabo Kevin Magnussen, Oliver Turvey y Gary Paffett. El equipo prefiere centrarse en corregir los errores de su monoplaza y en conocer mejor sus puntos débiles, por lo que el trabajo lo llevarán a cabo sus pilotos de desarrollo para, de paso, mejorar la correlación de datos con el túnel de viento pensando en no cometer los mismos fallos la temporada que viene.

El equipo McLaren ha confirmado su alineación para los test de jóvenes pilotos que tendrán lugar en Silverstone del 17 al 19 de julio. Los de Woking han decidido continuar con la tradición de esta prueba y, pese a que podrían haber llevado a sus pilotos titulares para probar los nuevos neumáticos Pirelli que se implementarán en Hungría, han decidido confiar en sus pilotos probadores para ésta y otras tareas durante los tres días.
Así, con la ausencia de Sergio Pérez y Jenson Button en el trazado británico, los elegidos para subirse al MP4-28 en las tres jornadas de entrenamiento han sido: Kevin Magnussen, Oliver Turvey y Gary Paffett.
El piloto danés, actual líder de la Fórmula Renault 3.5, será el encargado de pilotar el primer día en Silverstone, Turvey cogerá su relevo el segundo día y Gary Paffett cerrará el test rodando en la última jornada.
El ausente, además de los titulares, será Stoffel Vandoorne, la otra perla del programa de desarrollo de McLaren que este fin de semana tuvo la oportunidad de rodar con alguno de sus monoplazas en el Festival de Goodwood.

Martin Whitmarsh, jefe del equipo McLaren, ha afirmado que los esfuerzos del equipo en estas pruebas se centrarán en los problemas que están teniendo con el monoplaza esta temporada para intentar comprenderlo mejor.
"Los test de jóvenes pilotos de Silverstone serán una oportunidad extremadamente útil para llevar a cabo un mayor trabajo de investigación sobre los efectos de los cambios aerodinámicos y mecánicos en el coche", afirmó. "Igual de importante será la oportunidad para nuestros pilotos de pruebas y de desarrollo para mejorar aún más sus conocimientos y comprensión de la moderna maquinaria de un F1, al mismo tiempo que les permitirá acidar a refinar la correlación entre la pista y el simulador".


Por Andrés Méndez