La escudería alemana tendrá acceso a los datos aunque no corran por sanción
Paul Hembery ha confirmado que todos los equipos de Fórmula 1 recibirán la información recogida por Pirelli tras los test de jóvenes pilotos de Silverstone. La lista incluye a Mercedes, que también tendrá permiso para obtener dicha información a pesar de que no se les permite participar como castigo por las pruebas ilegales con los neumáticos que hicieron en Montmeló.

Paul Hembery ha asegurado horas antes de que den comienzo los importantes test de jóvenes pilotos de 2013 en Silverstone, que su empresa continuará con su política de compartir todos los datos de los test de neumáticos a cada equipo, sin excluir a Mercedes de ello.

"Mercedes tiene una gran cantidad de datos de los neumáticos del año pasado en términos de cómo afectaran a la aerodinámica y la puesta a punto, por lo que creo que se habrían beneficiado de la posibilidad de correr", ha afirmado Hembery. "Sin embargo, daremos a todos los equipos el mismo feedback (después de los test). Nos fijamos en los mismos datos, por lo que ellos tienen la misma información".

Además, el de Yeovil ha informado que Pirelli tendrá un plan de trabajo muy marcado en Silverstone y que las escuderías deberán cumplirlo: "Los equipos tendrán un programa de prueba de neumáticos muy claro. Tendrán que hacer lo que les digamos que hagan".


Por su parte, además de los datos de Pirelli de los test de jóvenes pilotos, desde Mercedes reconocen que la experiencia de las pruebas con las gomas de 2012 y 2013 en el GP de Brasil del año pasado les ayudará a minimizar cualquier inconveniente.

Así, el jefe de equipo de Stuttgart, Ross Brawn, confirmó estar analizando todos los datos del pasado para que la ausencia en las pruebas no afecte de forma drástica al rendimiento del equipo.

"Estamos analizando nuestras experiencias. Hicimos algunas comparaciones en Brasil entre los neumáticos del 2012 y del 2013, por lo que estamos viendo todos esos datos. Sabemos que los neumáticos del año 2012 son buenos, y todavía hay alguno de ellos alrededor del túnel del viento. Estamos analizando todo para intentar anticipar cualquier efecto que tengan (los nuevos neumáticos)".

Sin embargo, el británico no cree que sea una drama el hecho de no participar en los test y no poder probar los nuevos neumáticos hasta el Gran Premio de Hungría, algo que no pensaba a finales de junio, cuando decía que suponía una gran pérdida para ellos.
"No esperamos que los cambios sean dramáticos, pero pienso que los cambios en la construcción son los que serán más importantes. No ayuda (perderse el test), ya que no probaremos los neumáticos de 2012 en el coche hasta que no lleguemos a Hungría. Hubiera sido bueno tener una idea, pero con eso es con lo que tenemos que vivir", ha finalizado Braw
Por Gerard Bellera