El británico afirma que la reglamentación de 2014 supone un gran trabajo para los equipos

El diseñador de los monoplazas de Red Bull, Adrian Newey, predice que los niveles de temperatura serán claves en la complejidad del nuevo reglamento de 2014. A partir de la próxima campaña se empezarán a utilizar propulsores V6 Turbo de 1,6 litros, además de nuevas cajas de cambio y una diferente aerodinámica. Para Newey, la refrigeración será todo un reto que conllevará mucho trabajo.

Si ayer fue Ross Brawn, jefe de equipo de Mercedes, quien opinaba que los nuevos motores V6 Turbo sufrirían fallos y roturas debido a la complejidad de la tecnología, hoy es el diseñador de los monoplazas de Red Bull, Adrian Newey, quien espera que la nueva regulación técnica que sufrirá la Fórmula 1 a partir de 2014 suponga "un gran desafío" para todos los equipos en el campo de la refrigeración.

El próximo año, los propulsores V8 dejarán paso a los V6 Turbo de 1,6 litros. Además, también se producirán cambios en las cajas de cambios y en la aerodinámica por lo que Newey cree que la gestión en los niveles de temperatura serán fundamentales en ese área. “Los nuevos motores necesitan mucha refrigeración, porque no solamente tienes el motor de combustión, sino que también hay piezas del turbo", afirmaba en declaraciones a Crash.net.

Además, el aspecto de la refrigeración es fundamental para diferentes aspectos del motor y del monoplaza: “En la parte eléctrica, lo que llamamos KERS, también precisa mucho enfriamiento. La refrigeración es un gran desafío, el reglamento de la caja de cambios aerodinámicos también es diferente, por lo que es mucho trabajo”, declaró Newey a Crash.net.

Todos estos cambios que se presentan de cara a la próxima temporada suponen todo un reto para todas las escuderías ya que en la actualidad tienen que seguir trabajando en el monoplaza de este año y a la vez preparar el monoplaza con todos los cambios exigidos en el nuevo reglamento. Así lo expresaba Newey: “Es difícil para todos los equipos porque estamos intentando compaginar el desarrollo del coche de este año con la investigación de las máquinas del año que viene”.

Para 2014 con la llegada de la nueva era Turbo, Red Bull mantiene el acuerdo con Renault para el suministro de propulsores.
Por Mireia Escribano