Si él no consigue el volante, desea que lo haga Daniel Ricciardo, no Kimi Raikkonen
Jean-Eric Vergne no pierde la esperanza de conseguir un volante titular en Red Bull de cara a la próxima temporada. Si bien todos los indicios apuntan a que en Milton Keynes han acotado su búsqueda a Daniel Ricciardo y Kimi Raikkonen, el galo afirma ser capaz de demostrar su valía en las próximas carreras.

Jean-Eric Vergne no pierde la esperanza de estar en la parrilla de 2014 a los mandos de un Red Bull. Pese a verse desplazado por la escudería de Milton Keynes, que esta semana confió en su compañero Daniel Ricciardo para ahondar en el desarrollo del monoplaza en los test de Silverstone, el francés está decidido a demostrar que es un candidato tan válido como cualquier otro para el puesto que Mark Webber dejará vacante al final del curso.

En las últimas semanas se ha especulado con que la formación de Christian Horner y Adrian Newey contemplara únicamente a Daniel Ricciardo y a Kimi Raikkonen para el volante del segundo RB10, situación que habría motivado la presencia del australiano en los entrenamientos de jóvenes pilotos, pero el francés aún no lo da todo por perdido.

"Todavía confío en mis posibilidades, creo que todavía existe una posibilidad. Me encantaría conducir para Red Bull, pero ahora mismo pensar en eso no tiene sentido, no me ayudará", ha dicho desde Spielberg en declaraciones al portal británico Autosport.

El galo ha mostrado también su comprensión ante la cobertura mediática que ha recibido la prueba de Ricciardo con la escudería madre, pero al mismo tiempo ha insistido en que no dejará que eso le afecte psicológicamente, pues es consciente de que ello tendría consecuencias en sus resultados.

"Es una gran historia para él, es normal. No quiero pensar en el año que viene, en la posibilidad de que vaya a Red Bull Racing o lo que sea, porque pierdes concentración y energías, y quiero mantenerlas este año con Toro Rosso".

De todos modos, puestos a escoger, Jean-Eric tiene muy claro a quién le gustaría ver en el RB10 si él no consiguiera finalmente el puesto. "Si se han hecho la idea de que la decisión estará entre Daniel y Raikkonen, entonces yo preferiría a Daniel. Sin duda".

Sin embargo, eso no significa que se descarte de la lucha por el volante, y es que el galo es consciente de que es capaz de superar a su compañero y reivindicarse sobre el asfalto si consigue deshacerse al fin de la mala fortuna que lo ha acompañado en las últimas carreras.

"Este año he tenido muchísima mala suerte. Es evidente que no todo el mundo puede verlo, y es posible que algunos no quieran hacerlo, sino que simplemente se queden con el resultado. Es algo que entiendo, pero los hechos están ahí".

"Espero que en Budapest los problemas me dejen tranquilo y pueda conseguir grandes resultados, como los de Mónaco y Canadá. Todo el equipo sabe que soy capaz de ello, yo podría haber hecho muchas carreras como las de Mónaco y Canadá, pero al final esas dos fueron las únicas en las que nada nos fue mal", finalizó.
Por Martí Muñoz