El japonés participó ayer en una exhibición en Moscú junto a Ferrari

Kamui Kobayashi explicaba a la página web oficial de Ferrari que este “es un año especial" para él, en el que espera triunfar en el Campeonato del Mundo de Resistencia y poder volver a la Fórmula 1 "lo antes posible". No obstante, reconoce que es muy complicado por problemas económicos ser piloto del Gran Circo por méritos propios pero afirma que quiere centrarse en el aspecto positivo de su situación actual.

En una situación económica complicada y que afecta a la Fórmula 1, Kamui Kobayashi comenta su insatisfacción con los tiempos actuales del Gran Circo: "En este momento hay muchos equipos que prefieren escoger a sus pilotos en base al dinero que pueden aportar, más que por sus habilidades en pista: espero que esta tendencia cambie, porque mi objetivo es volver allí lo antes posible y estoy trabajando duro para lograr éxitos”, decía el ex piloto de Sauber en declaraciones a la web oficial de Ferrari.

No obstante, el japonés quiere mantenerse positivo y añade que participar con Il Cavallino Rampante en el Campeonato del Mundo de Resistencia es una buena oportunidad para seguir vinculado al automovilismo. Además, este fin de semana fue el encargado de pilotar el F60 en la exhibición del Moscow City Racing: “Mientras tanto, todo lo que puedo hacer es dar el máximo por Ferrari en las competiciones de Gran Turismo y estar a disposición del equipo para lo que puedan necesitar, como en esta ocasión, o como cuando me pidieron que contribuyera en el desarrollo del monoplaza trabajando en el simulador”.

Y aunque, como casi cualquier piloto, Kobayashi desee regresar a la Fórmula 1, asegura que es feliz corriendo con Ferrari en la resistencia: “Preferí aceptar una nueva aventura con Ferrari corriendo con el 458 GT, antes que quedarme parado. En el FIA WEC tenemos que recuperar algo de terreno con respecto a los mejores, pero aún quedan cinco carreras por disputar y, si mejoramos el coche, aún contamos con la oportunidad de llevar el Título a casa. Personalmente, creo que he causado una buena impresión, teniendo en cuenta que es mi primera temporada en una competición de coches así y con un compañero, Toni Vilander, muy fuerte, y que lleva participando en este tipo de carreras desde hace una década”, añadía. Tan es así que, con dicho compañero, el piloto japonés ha logrado este año dos podios (en Silverstone y Spa) y una cuarta posición en las 24 horas de Le Mans.

El fin de semana pasado, Kobayashi realizó -junto a otros equipos de la F1- una exhibición en Moscú con un Ferrari F60 del 2009. Realmente no fue una demostración ideal para él, ya que el monoplaza acabó destrozado contra una protección. No obstante, el piloto de Tokyo saca la parte positiva de su visita a Rusia y comenta: “Me he quedado muy impresionado con la ciudad. Vengo de una ciudad grande como Tokyo, donde no se siente tanto el peso de la historia como aquí, en Moscú. Además, ha sido bonito ver tanto entusiasmo por la Fórmula 1: se puede observar mucha pasión y deseo de ver coches de carreras de verdad. ¡Espero de veras que el próximo año Rusia pueda celebrar su primer Gran Premio!”.

Basándose en sus estadísticas de las pasadas tres temporadas con Sauber, más su debut en la última carrera de la temporada 2009 con Toyota, Kobayashi ha logrado un total de 125 puntos, (media de 2,08/carrera) más un podio que consiguió en el Gran Premio de Japón 2012 en Suzuka (3ª posición) sumándole la experiencia de recorrer 14.845 kilómetros.


Por Tomás Slafer