El ex piloto cuestiona si es viable que una compañía sólo reciba "mala publicidad"

Los equipos de Fórmula 1 sólo se podrán culpar a sí mismos si el único proveedor de neumáticos abandona la categoría reina a final de temporada, según Marc Surer. El ex piloto del Gran Circo afirma que las críticas contra el suministrador de neumáticos podrían disuadir a otras marcas de querer entrar en la Fórmula 1.

El ex piloto de Fórmula 1, que disputó la temporada de 1975 con Brabham montando neumáticos Pirelli, y actualmente comentarista de Fórmula 1 en Alemania, Marc Surer, explicaba que las críticas de los equipos a los neumáticos no podrían beneficiarles en el futuro. Para el suizo, si los fabricantes de neumáticos sólo ven que se habla mal del producto, tal situación podría evitar la llegada de nuevas marcas a la competición.

Así lo explicaba a Sport1: “Eso (las críticas a Pirelli) no ha sido muy inteligente por parte de los equipos. Después de todo, estar en la F1 cuesta mucho dinero al proveedor, pero si todo lo que conseguirán es mala publicidad, eso es un absoluto disuasivo (para otros proveedores)”, analizaba la situación Surer.

Paul Hembery, responsable de Pirelli Motorsport, ya ha advertido que el Gran Circo debería “encontrar a otro” fabricante si las normas y las críticas no se controlan a favor de la marca suministradora de neumáticos. Surer, dándose cuenta de la gravedad de la situación, comenta que si Pirelli se marcha a final de temporada, podría caber la posibilidad de que otras marcas como Michelin o Bridgestone regresaran a la F1 pero habría que ver si la situación actual es del agrado de las dos compañías.

Basándose en la experiencia de Pirelli, desde que llegó en 2011 su misión ha sido hacer las carreras más entretenidas. Incluso cumpliendo con el objetivo marcado por Bernie Ecclestone, no han parado de recibir críticas por parte de, prácticamente, la mayoría de los protagonistas del paddock, especialmente en los últimos meses.
Por Tomás Slafer