La victoria en Hungría deja al británico a 48 puntos de Vettel

Nada más pasar la bandera a cuadros y tras dominar la carrera de principio a fin, el presidente no ejecutivo del Consejo directivo de Mercedes, Niki Lauda, dejó entrever que Lewis Hamilton todavía podía luchar por el Título. Aunque el británico no creía en sus posibilidades de victoria, tras su triunfo en Hungría espera que los neumáticos y su monoplaza vuelvan a ofrecer las mismas prestaciones en la restante campaña de 2013.

Niki Lauda se ha mostrado esperanzado con las posibles opciones al Título de Lewis Hamilton tras su victoria en Hungría. El británico se encuentra a 48 puntos del líder, Sebastian Vettel, pero el austriaco de Mercedes cree que puede recortarle esa ventaja al piloto de Red Bull. "Vettel es el favorito absoluto", comentó a televisión alemana RTL. "Sin duda. Pero puedo decirte que Spa y Monza nos irán bien".

Con una opinión similar a la de Lauda, también insiste el jefe de equipo de Red Bull, Christian Horner, respecto a las posibilidades de Hamilton y la lucha por la corona de este año y afirma que el de Mercedes "está muy" en la pelea. El piloto británico está de acuerdo, al menos en que podrá repetir la victoria de Hungaroring: "Nunca se sabe lo que los neumáticos harán en otro sitio, pero si llegamos aquí e hicimos que nuestros neumáticos duraran entonces deberíamos ser capaces de hacerlo en cualquier lugar. Espero que ésta no sea la última vez que los neumáticos funcionen bien".

El piloto de Mercedes continuó insistiendo en su incredibilidad acerca del rendimiento mostrado por el monoplaza y los neumáticos en Hungría. "Estoy desconcertado. Sinceramente, no esperábamos realmente esto. Estamos centrados en los neumáticos y trabajamos en ellos”, añadía. De igual modo, Hamilton había explicado antes de llegar a Hungaroring las pocas expectativas de un buen rendimiento con el W04, todo ello debido a las cálidas temperaturas que se esperaban durante el fin de semana de Gran Premio.

Pese a su Pole Position y victoria en Hungría, Hamilton también admitió sentirse triste durante todo el fin de semana en Hungaroring y dedicó el triunfo a su ex novia, Nicole Scherzinger. "Han sido el par de meses más duros de mi vida", dijo el británico a Sky. Por su parte, Lauda bromeó al respecto en el diario Bild: "Mientras pilote como lo ha hecho en Hungría, ¡qué dure su pena!", afirmaba el austríaco con carácter jocoso.

Aunque algunos equipos empiezan a 'dejar de lado' las evoluciones en sus monoplazas para este 2013, el jefe de equipo de Mercedes, Ross Brawn, declaró a Auto Motor und Sport que continuarán con las mejoras en su W04 para los dos próximos circuitos con especificaciones de alta velocidad, Spa-Francorchamps y Monza: "Después de ello decidiremos sobre las prioridades para el resto de la temporada", señaló.
Por Alejandro Corcuera