El británico insiste en que es importante que los dos W04 finalicen los Grandes Premios

La escudería Mercedes está motivada tras la victoria de Lewis Hamilton en Hungría. Siendo el único equipo que ha ganado una carrera con sus dos pilotos, en Brackley creen que el británico y la formación están en la lucha por el Título cuando todavía quedan nueve carreras para finalizar la temporada. El jefe de equipo de Mercedes, Ross Brawn, afirma que el campeonato todavía está abierto y que existen posibilidades favorables para la marca de la estrella respecto a lograr más triunfos.

La victoria de Lewis Hamilton en Hungría ha sido una inyección de motivación para el equipo Mercedes. Ya pasado el ecuador de la temporada y con nueve carreras por delante, la escudería de Brackley se mantiene en la segunda posición del Mundial de Constructores, a 69 puntos de Red Bull y a una distancia de 14 puntos respecto Ferrari. Además, el británico -cuarto en la clasificación de pilotos- se acerca al tercer clasificado, Fernando Alonso, con el objetivo de subir posiciones en la tabla. Tras el triunfo del campeón de 2008 en Hungaroring, el jefe de equipo de Mercedes, Ross Brawn, confía en que su piloto se mantenga en la lucha por el Título.

Así, Brawn señala que todavía es posible pelear por el campeonato y poder desafiar a Red Bull, Lotus y Ferrari en pista, además de sumar más victorias a su palmarés: "El campeonato es muy frágil. Creo que todavía está abierto y definitivamente no nos rendiremos. Ha sido un buen fin de semana para el equipo, de principio a fin. Tuvimos un buen programa el viernes. El equilibrio no fue genial pero hicimos cosas el viernes y el sábado que nos ayudaron. Si lo podemos repetir, no hay razón por la que no podamos ganar más carreras. Si no lo repetimos, no ganaremos. Pero tenemos que hacer que los dos monoplazas acaben. No lo hemos hecho en Hungría y tenemos que tener a los dos monoplazas ahí", afirmaba el británico.

Las declaraciones de Brawn siguen la misma línea que las que Niki Lauda también pronunció al finalizar el Gran Premio en Hungaroring. El presidente no ejecutivo del consejo directivo de Mercedes cree que Hamilton está inmerso en la lucha por el Título y que las próximas carreras deberían ser positivas para el equipo: "Vettel es el favorito absoluto, sin duda. Pero puedo decirte que Spa y Monza nos irán bien", señalaba el austríaco a la televisión alemana RTL.

A principio de temporada y antes del Gran Premio de Mónaco, uno de los puntos débiles de Mercedes era la degradación de los neumáticos. El W04 no conseguía rendir al máximo con las gomas de Pirelli y, aunque eran competitivos a una vuelta, en carrera perdían fuellle debido a un desgaste extremo de los compuestos. No obstante, parece que los de Brackley se han recuperado y los nuevos cambios de la marca milanesa no indican un problema para la marca de la estrella. "Espero que sea otro paso. Es un paso importante y conseguir esta victoria... no hay ninguna razón por la que no deberían seguirle más", concluía Brawn.


Por Cristina Díaz