El austríaco no tiene dudas y piensa que la carrera en Nueva Jersey se aplazará otro año más
La historia del famoso GP de América, que sigue avanzando en la construcción de sus instalaciones en Port Imperial, no termina de ver la luz. Tras los intentos fallidos en 2012 y 2013, aplazándola hasta 2014, el futuro de la carrera en Nueva Jersey ha vuelve a nublarse a raíz de la entrada de Austria en el calendario de 2014 y la necesidad de reducir el número de pruebas para el año que viene. Así, uno de los que sitúan esta prueba fuera del calendario otro año más es Niki Lauda, que tiene claro que la deseada prueba en Nueva Jersey es la que más papeletas tiene para no celebrarse en 2014.

Con el calendario de 2014 cogiendo forma poco a poco con la entrada segura de Austria y la recién anunciada salida de India, aún quedaría por descartarse un Gran Premio más para cumplir con la premisa de 20 carreras que quiere Bernie Ecclestone.

Uno de los que tiene claro que prueba será la sacrificada es Niki Lauda, que está totalmente seguro de que los organizadores del Gran Premio de América en Nueva Jersey, no reunirán los 100 millones de dólares necesarios para hacer realidad dicha carrera, aunque la última palabra la tendrá el propio Bernie Ecclestone.

"Se suponía que el Gran Premio de América -en Nueva Jersey- iba a ser organizado este año, pero no será así ya que el pago no ha sido realizado. Hasta donde yo sé, la carrera ha sido borrada del calendario, otra vez", dijo a la televisión austríaca.

La historia de dicho GP comenzó a finales de 2012 y parecía un hecho que el GP de América, tras el éxito de la carrera en Austin, sería disputado oficialmente en 2013. No obstante, en octubre del año pasado, se confirmó que los monoplazas de Fórmula 1 no rodarían con el skyline de Nueva York a sus espaldas hasta 2014.

"No va ocurrir el próximo año", dijo Ecclestone en aquella ocasión. "Si ellos (los organizadores) salieron con un contrato con nosotros y estábamos satisfechos, la pregunta es '¿podrían llevar a cabo el trabajo en seis meses?' El invierno en Nueva York no es muy bueno".

Sin embargo, el promotor del que sería el segundo GP de Estados Unidos, Leo Hindery, aseguró a inicios de la presente temporada que "ahora estamos otra vez en proceso de construcción. Tenemos los consentimientos que el año pasado no teníamos y ahora podemos decir con seguridad que la carrera se celebrará a mediados de 2014 con el apoyo de Bernie Ecclestone. Creo que Bernie tomó la decisión correcta (retrasando el GP una temporada)".

No obstante las especulaciones alrededor de esta carrera y alguna más que anda en la cuerda floja, no significarán nada hasta que el magnate de la F1, Ecclestone, y la FOM hagan oficial cualquier decisión.
Por Tomás Slafer