El heptacampeón no lamenta no estar pilotando el W04

El alto y competitivo rendimiento de Mercedes en las últimas carreras ha sorprendido a la Fórmula 1 y también a Michael Schumacher. El Kaiser afirma que, tras ver la posición en la que finalizaron el año pasado, es una sorpresa comprobar dónde está la escudería de Brackley actualmente. Concluida la primera parte de la temporada, la marca de la estrella ocupa la segunda posición en el Mundial de Constructores y ya suma tres victorias en 2013.

Posiblemente Michael Schumacher se encuentra entre los que se preguntan por qué Mercedes va tan bien en 2013 después de tres años de arduo camino para llegar al podio. El heptacampeón fue piloto de la marca de la estrella en las tres primeras temporadas 'de vida' de la escudería de Brackley y, con tan sólo un podio en Valencia en 2012, el alemán volvió a dejar la Fórmula 1 -en esta ocasión de forma definitiva-. No obstante, la flecha plateada de 2013 ha dado un salto increíble respecto a sus antecesores y se ha colocado como uno de los monoplazas a batir en pista, situación que ha sorprendido al Kaiser.

A pesar del buen rendimiento del monoplaza, especialmente a una vuelta y en calificación, el piloto alemán insiste en que salir de la competición fue la decisión adecuada y no lamenta no estar subido al W04 esta temporada. Aunque, eso sí, no se esperaba la alta competitividad del nuevo bólido. "Debido a dónde acabamos el año pasado, es una sorpresa ver dónde están ahora. Estoy contento por ellos pero no lo podría haber visto llegar", señalaba Schumacher a Eurosport.

De sus declaraciones, el heptacampeón reitera que no lamenta haber dejado la Fórmula 1, decisión que pensó concienzudamente y que finalmente tomó alegando no sentirse en el alto nivel que se requiere para pilotar uno de los monoplazas de la parrilla. "No se puede olvidar que este deporte no son solo 20 carreras. En esos tres años, se consumió mucha energía y no habría sido capaz de continuar en el nivel que quiero para medirme a mi mismo. Para mí, no habría sido suficiente ganar algunas carreras. El objetivo es luchar por el campeonato del mundo, ése era mi objetivo", añadía.

Su sustituto en Mercedes es Lewis Hamiilton. El británico y Nico Rosberg han logrado importantes resultados esta temporada hasta el momento: tres victorias, siete Pole Position y tres podios. El alemán fue compañero de Schumacher entre 2010 y 2012, y superó al heptacampeón en pista en la mayoría de ocasiones. Respecto a su ex compañero, el Kaiser ha afirmado que es ahora cuando los aficionados se dan cuenta del talento del de Wiesbaden: "Probablemente la gente entiende un poco mejor lo bueno que es Rosberg", señalaba.

En el que fue su regreso a la Fórmula 1, Schumacher subió solo una ocasión al podio, en el Gran Premio de Europa de 2012 gracias a su tercera posición en el Valencia Street Circuit.
Por Cristina Díaz