El francés quiere seguir luchando por el asiento de Mark Webber

Jean-Eric Vergne empieza a asumir que en 2014 probablemente seguirá en Toro Rosso. El francés, uno de los tres primeros candidatos para sustituir a Mark Webber en Red Bull, se ha caído de la lista y desde Faenza y Milton Keynes han afirmado que seguramente continuará una temporada más en el equipo italiano. Además, Vergne afirma que estuvo molesto cuando le informaron que iba a ser Daniel Ricciardo quien pilotara el RB9 en los Test de Silverstone.

La lucha por el asiento que Mark Webber deja libre en Red Bull ha pasado de tener oficialmente tres candidatos a reducir la lista a dos. En un principio, Kimi Raikkonen, Daniel Ricciardo y Jean-Eric Vergne eran los 'elegidos' para luchar por el volante en el segundo monoplaza de Milton Keynes pero todo indica que, en las últimas semanas, el piloto francés ha dejado de ser una apuesta. No obstante, desde Toro Rosso y Red Bull han afirmado que Vergne mantendría su puesto en la escudería de Faenza en 2014, situación que el galo ya asume para la próxima temporada.

Sobre su probablemente segura continuidad en Toro Rosso la próxima campaña, Vergne afirma estar contento en parte por el desafío que la llegada de los V6 Turbo supondrá en los equipos en menos de un año. "Estaría muy contento de continuar con Toro Rosso en 2014. Hay un reto interesante con las nuevas regulaciones técnicas y la llegada del motor Renault", señalaba a la publicación francesa Auto Plus.

Aunque conforme con coger experiencia en su carrera en la Fórmula 1 durante un año más en Toro Rosso, Vergne admite que, obviamente, sigue pensando en la vacante que hay en Red Bull para 2014. "Estaría mintiendo si digo que la oportunidad de coger el asiento de Mark no está en ningún rincón de mi mente. Todavía tengo mi oportunidad y empujaré duro por ella", añadía el galo.

No obstante, el paddock y la atención mediática le ha descartado de la lucha por el volante en la escudería de Milton Keynes, especialmente después de que Ricciardo fuera el elegido de los pilotos de Toro Rosso para pilotar el RB9 en los Test de Silverstone. A pesar de ello, Vergne afirma que tal percepción 'negativa' se debe analizar con todavía ligeros rayos de optimismo. "Si hay una cosa que he aprendido sobre la Fórmula 1 es que la verdad de un día no necesariamente es la verdad del día siguiente. Una serie de buenos o malos resultados... y las cosas cambian rápidamente, en cualquier dirección. Sé exactamente qué he de hacer", afirmaba a Auto Plus.

Fuerte para aguantar la presión, sin embargo Vergne reconoce que, obivamente, no fue de su agrado que Red Bull eligiera a su compañero para subirse al RB9. "Estuve un poco molesto de que fuera él y no yo, es una reacción normal. Pero entonces los 'líderes' de Red Bull me explicaron claramente las cosas. Daniel tiene más experiencia en la F1 que yo, así que es parte del proceso lógico", señalaba.

Y añadía: "Tuve una larga conversación con el equipo de gestión de Red Bull Racing y ahora todo está muy claro entre nosotros. No necesito leer las noticias para averiguar qué piensan de mí. Pero luego está todo lo que se dice en los medios, y como resultado hay una ola de consecuencias negativas, incluyendo que lo que Christian Horner ha dicho se ha malinterpretado", concluía.
Por Cristina Díaz