La marca milanesa 'competirá' con Michelin, DMACK y Hankook en el Mundial de Rallyes

La Federación Internacional de Automovilismo (FIA) ha aceptado la candidatura de Pirelli y en 2014 se convertirá nuevamente en suministrador de neumáticos en el Campeonato del Mundo de Rallyes (WRC). La compañía italiana regresará el próximo año y se encontrará que otras tres marcas también proveen neumáticos a los equipos del WRC: Michelin, DMACK y Hankook. Pese a la noticia de su retorno al Mundial de Rallyes, Pirelli sigue sin pronunciarse sobre su continuidad en la Fórmula 1, por lo que su presencia en 2014 continúa siendo una incógnita.

El Campeonato del Mundo de Rallyes (WRC) de la próxima temporada contará con cuatro fabricantes de neumáticos después de que la Federación Internacional de Automovilismo (FIA) haya confirmado el regreso de Pirelli a la competición. Así, la marca milanesa entrará en una 'pelea' con Michelin, Handkook y DMACK, ya presentes en el Mundial de Rallyes.

Pirelli volverá al WRC después de lo que serán tres años de ausencia, ya que se marcharon de esta competición a final de 2010 para centrarse exclusivamente en el proyecto que iniciaban a partir de 2011 al convertirse en suministrador único de la Fórmula 1. No obstante, entre 2008 y 2010 la compañía italiana ejerció de único proveedor de neumáticos en el Campeonato del Mundo de Rallyes. Además, la marca milanesa siguió vinculada al WRC en 2011 y 2012, años en los que han estado presentes en la Academia WRC, categoría que se creó en 2010 y que está enfocada hacia los jóvenes pilotos que quieren demostrar su talento en los rallyes.

Desde Pirelli, su responsable en motorsport, Paul Hembery, comenta el porqué de su regreso al Mundial de Rallyes: "Nos gustaría dar las gracias a la FIA por la apuesta favorable por nuestra candidatura, y estamos absolutamente encantados de volver a un deporte en el que nos sentimos como en casa. También hemos tomado esta decisión a petición de nuestros clientes, ahora que los reglamentos del Campeonato del Mundo y Europa están cada vez más estrechamente alineados. Por el momento no tenemos ningún acuerdo con los fabricantes oficiales así que no esperamos competir por victorias en la general, sino proporcionar el mejor servicio posible a nuestros clientes", afirmaba el británico en el comunicado de Pirelli.

Y añadía: "Tenemos confianza en la excelencia de nuestros productos y su competitividad equipando la última generación de coches del WRC. Para un fabricante de neumáticos, los rallyes son un reto fantástico, ya que los neumáticos se ponen a prueba en cada superficie de carretera, y en una gran variedad de condiciones climáticas. Los rallyes son un deporte extremo, al límite de la adherencia, en el que los neumáticos pueden suponer una enorme diferencia. Estamos con muchas ganas de afrontar este desafío y convertirnos en un socio activo en un campeonato cada vez más fuerte, gracias a una mayor promoción y al gran nivel de interés por parte de nuevos fabricantes".

Los logros de Pirelli en el WRC hablan por sí solos: han estado involucrados en la categoría desde su inicio en 1973, han apoyado el programa Star Driver y la Academia WRC y suman 180 victorias en pruebas del Campeonato Mundial de Rallyes.

Desde la FIA, el director de rallyes de la Federación, Jarmo Mahonen, afirma que el retorno de Pirelli es positivo para el deporte: "Obviamente estamos muy contentos por tener una competición entre cuatro fabricantes el próximo año, tres de los cuales ya están apoyando nuestros campeonatos. Tener de regreso a Pirelli también es muy positivo y, juntas, éstas cuatro marcas producirán una gran plataforma para una competición abierta así como también elección y variedad para nuestros participantes".



LA CONTINUIDAD EN LA F1, EN EL AIRE

A pesar del regreso de Pirelli al WRC, la incertidumbre sobre su continuidad en la Fórmula 1 sigue siendo una incógnita. Aunque en multitud de ocasiones la marca milanesa ha afirmado que quieren continuar en el Gran Circo, de momento no hay nada confirmado y la espera por conocer si suministrarán neumáticos en 2014 se alarga.

No obstante, las constantes informaciones procedentes de Milán apuntan a que la continuidad estaría asegurada debido a su ahínco y disposición por 'controlar' y establecer los requerimientos de las gomas y la pretemporada de la próxima campaña. Así, su intención de querer cambiar el concepto de los neumáticos para afrontar con garantías la introducción de los V6 Turbo y su propósito de llevar los entrenamientos invernales a Oriente Medio dejan entrever que, como mínimo, han hablado seriamente sobre su permanencia en la Fórmula 1.

Pero la temporada 2013 no ha sido fácil para Pirelli debido a los problemas que sus neumáticos han experimentado en diferentes circuitos así como la extrema degradación en algunos monoplazas. Dejando atrás las polémicas del sobrecalentamiento de las gomas, el test privado con Mercedes, los reventones en Silverstone y los cambios en la estuctura de los compuestos, la marca milanesa espera que sus nuevas gomas -que introdujeron en Hungría- no causen mayores contratiempos a los equipos.
Por Cristina Díaz