El jefe del conjunto indio espera que en las próximas carreras recuperen su forma habitual de 2013
Force India ha sido uno de los equipos que más ha sufrido con el cambio de neumáticos que introdujo Pirelli en Hungría para resolver los problemas de delaminación vistos durante la temporada y, sobre todo, para mejorar la seguridad tras los estallidos ocurridos en Silverstone. Así, tras ser uno de los equipos que mejor gestionaban las gomas hasta el momento, ahora se encuentran en un bache que Vijay Mallya espera que superen de la misma forma con la que lograron exprimir al máximo las gomas originales para esta temporada.

El jefe del equipo Force India, Vijay Mallya, confía en que su equipo pueda sobreponerse a los problemas que les ha causado el cambio de neumáticos en Hungría.

En Hungaroring, Pirelli introdujo su nueva gama de neumáticos con construcción de 2012 y compuestos de 2013 y Force India, que hasta entonces había sido uno de los equipos que mejor gestionaba las gomas junto a Lotus y Ferrari fue, quizás, el equipo al que más afectó el cambio de neumáticos.

Sin embargo, Mallya espera que de la misma forma que lograron sacar el máximo de los anteriores neumáticos, logren superar este bache y recuperen el terreno perdido.

"Hemos invertido en entender los neumáticos, de los que se espera que vayan a vencer los posibles inconvenientes", dijo a Autosport. "Las anteriores gomas no nos favorecían tan sólo las entendimos mejor. Cuando nos dimos cuenta del gran papel que jugarían, contratamos a uno de los mejores ingenieros de Bridgestone y lo complementamos con uno más".

Además, el jefe de Force India advirtió que la Fórmula 1 debía tener cuidado para evitar que se repitan situaciones como las de los estallidos de cinco neumáticos traseros en Silverstone, algo que provocó el cambio inmediato de las gomas por motivos de seguridad.

Así, al tiempo que acepta la necesidad de combatir problemas como los ocurridos en el trazado británico, también hizo hincapié en la necesidad de que la F1 ofrezca igualdad de condiciones a todos los equipos.

"Tiene que haber consistencia", añadió. "Los cambios añaden una gran cantidad de costes y trabajo adicional en comprender los neumáticos, rediseñar… No estoy sugiriendo que lo ocurrido, con las delaminaciones de los neumáticos, sea el mejor escenario para la F1 pero, dicho esto, todo el mundo tiene un campo de juego nivelado", finalizó.
Por Andrés Méndez