Domenicali espera que el equipo luche por la Pole Position en Italia

El jefe de equipo de Ferrari, Stefano Domenicali, asegura que la escudería no se va a rendir en la lucha por el Mundial de Pilotos. Aunque ya son 46 puntos los que separan a Fernando Alonso de Sebastian Vettel, el italiano insiste en que todos en Maranello continuarán hasta el final. Tras la carrera en Bélgica, el equipo ha mejorado y Domenicali ve señales de mejoría para seguir desarrollando el F138, especialmente para llegar a Italia y contentar a los 'tifosi'.

La Scuderia Ferrari finalizó el Gran Premio de Bélgica con unos resultados más favorecedores de lo que en un principio pronosticaban tras la sesión de calificación del sábado. Fernando Alonso hizo gala de sus manos y pilotaje para cruzar la recta de meta en segunda posición después de remontar desde la novena plaza a base de adelantamientos y estrategia en boxes. Aunque Sebastian Vettel se escapa un poco más al frente del Mundial de Pilotos -ya son 46 puntos de diferencia-, en Il Cavallino Rampante no piensan abandonar y seguirán en la lucha hasta el último momento.

En una entrevista con Ferrari posterior a la carrera en Spa-Francorchamps, el jefe de equipo, Stefano Domenicali, insiste en que la escudería no tirará la toalla y continuarán en la pelea siempre y cuando existan posibilidades de triunfar para lograr el ansiado Título. "Esto tiene que quedar claro en las mentes de todos los que trabajan para Ferrari porque ése es el objetivo. Sabemos que no será fácil pero rendirse ahora sería ridículo porque si seguimos luchando y mejorando el monoplaza, entonces puede ocurrir cualquier cosa. Así que es importante creer en nosotros hasta el final", aseguraba el italiano.

En Bélgica, Ferrari pareció dar otro paso adelante, especialmente en los primeros entrenamientos libres y la carrera. De nuevo en el podio tras dos carreras a las puertas de saborear el champán, Il Cavallino Rampante quiere seguir mejorando para que Alonso se acerque a Vettel y sus opciones para lograr su tercera corona sean más realistas. Pensando en la carrera, Domenicali considera que fue una buena actuación por parte del equipo, particularmente por llevar un nuevo trofeo a Maranello. "Para empezar estoy contento porque hemos vuelto al buen camino que desafortunadamente dejamos durante el mes de julio al perder puntos que nos dejaron atrás en el campeonato. Así que estoy contento porque ha habido progreso con el monoplaza y también hemos hecho la decisión correcta sobre qué llevar aquí en Spa", señalaba.

No obstante, añadía que la escudería debe seguir trabajando en el desarrollo del F138 para regresar al escalón más alto del podio, a la victoria: "Pero esto no puede ser suficiente para nosotros porque si queremos seguir luchando por el campeonato, debemos seguir desarrollando el monoplaza de una forma significativa y trabajar duro para lograr cualquier triunfo. Ésta es la tarea que todos en casa conocen tan bien. Está claro que éste es un resultado positivo para la moral de la gente que está trabajando día y noche, pero todo el equipo sabe exactamente lo que se necesita para ganar".

El protagonista en Ferrari fue, una vez más, Alonso. El español remontó de la novena a la segunda posición y vuelve a ocupar la segunda plaza en la Clasificación de Pilotos. Pese al buen rendimiento del bicampeón en Spa-Francorchamps, Domenicali es consciente de que Red Bull y Vettel están a otro nivel: "Sí, Fernando ha hecho una carrera expecional, desde la salida cuando ha hecho algunos grandes adelantamientos. Está claro que si hubiéramos podido empezar un poco más arriba en la parrilla, entonces probablemente habría podido preservar sus neumáticos mejor que en el primer stint de la carrera. Pero de forma realista, creo que Red Bull ha sido más fuerte en términos de ritmo así que, de nuevo, nuestro objetivo está claro: mejorar el monoplaza y entonces nuestros pilotos podrán sacar el máximo provecho de ello", afirmaba en el vídeo de Ferrari.

El podio del domingo alegró al equipo después de un complicado sábado de calificación, en el que la lluvia intermitente y la estrategia de la Scuderia no se unieron para que Alonso y Felipe Massa tuvieran una vuelta extra al final de la Q3, como sí la tuvieron los tres primeros claificados de dicha jornada. Tal era el ritmo del Ferrari en los entrenamientos oficiales que Domenicali cree que podrían haber llegado a la primera línea de salida. "Creo que si no hubiéramos tenido los problemas que tuvimos el sábado, entonces probablemente podríamos haber luchado por la primera línea, así que podría haber sido diferente durante las primeras vueltas. Pero así es el deporte, por lo que debemos tratar de llevar a casa los resultados correctos sea lo que sea que exija la pista tanto el sábado como el domingo".

En carrera, Massa finalizó séptimo tras arrancar desde la décima posición. En su remontada, el brasileño tuvo problemas en las vueltas iniciales con su volante, que no le ofrecía ninguna información. De no haber sido por tal contratiempo y el tráfico en pista, Domenicali considera que el de Sao Paulo podría haber cruzado la recta de meta en posiciones más delanteras. "Desafortunadamente durante esas primeras vueltas, el volante de Felipe no le estaba dando ninguna información, así que estaba completamente oscuro. Hubo un problema con el contacto que, de hecho, se resolvió pero significó que no pudo ser capaz de sacar el máximo provecho de los dierentes ajustes tal y como el KERS en el momento adecuado y otros factores que podía cambiar. Desafortunadamente, la carrera de Felipe quedo 'arruinada' en la primera curva cuando se encontró en medio del tráfico, así que perdió posiciones y tuvo que pasar tiempo para recuperarse en las siguientes vueltas. Es una lástima porque, de otra forma, estoy seguro que también podía haber finalizado con un mejor resultado".



MONZA, TERRITORIO FERRARI

El Gran Premio de Italia es la próxima cita de la temporada. En Monza, en casa, Ferrari querrá no decepcionar a los 'tifosi' y agradecerles su continuo apoyo con un gran resultado. En la memoria de los italianos se mantiene la victoria de Alonso en 2010 y las dos terceras posiciones de 2011 y 2012. Si la calificación ha sido el punto débil de los de Maranello a lo largo del año, Domenicali espera que la formación mejore en este aspecto para cumplir el objetivo de luchar por la Pole Position en Italia.

Así lo afirmaba el jefe de equipo de Il Cavallino Rampante: "En Monza es especialmente importante empezar delante para evitar problemas en la primera chicane y para ser capaz de rodar a tu propio ritmo. Así que nuestro objetivo debe ser finalmente luchar por la primera fila porque este año todavía no lo hemos hecho. Este debe ser el objetivo principal que debemos tratar de sacar adelante".

Pero correr en casa significa que la presión aumenta por lograr un buen resultado y mostrar el mejor rendimiento del monoplaza y del equipo. Italia será alegría si Ferrari sube al podio en Monza, situación que Domenicali quiere cumplir para que los aficionados disfruten en casa, en territorio rojo. "Para mí todas las carreras son difíciles en algún sentido porque la presión es muy grande. Pero de todas las cosas geniales del deporte y de Ferrari, lo mejor es tener a nuestros 'tifosi', los verdaderos, aquellos que apoyan a Ferrari, no a aquellos que quieren sembrar cizaña que no ayudan a nadie. Sino aquellos que nos ofrecen un verdadero impulso, que nos dan la motivación para segui adelante en la mejor forma posible. Así que es para ellos, no solo para nosotros, que debemos tratar de hacerlo bien, si no es muy bien, porque recuerdo que cuando ganamos en 2010 fue una sensación increíble que se compartió con todos, así que seguimos esperando", concluyó Domenicali.
Por Cristina Díaz