Un portavoz de la organización afirma que los preparativos "están en marcha"

Bernie Ecclestone juega al despiste sobre el futuro del Gran Premio de Nueva Jersey. Si hace unos días la prueba no entraba en el calendario de 2014, ahora el británico reconoce que dicha carrera no está descartada, que existe un contrato en vigor y que estarían muy contentos de que finalmente los monoplazas pudiesen rodar por las calles de Nueva Jersey. Un portavoz de la organización del GP ya ha asegurado que todo sigue su curso tal y como estaba planeado.

El futuro del Gran Premio de Nueva Jersey sigue siendo muy incierto. El mandamás de la Fórmula 1, Bernie Ecclestone, declaró hace uno días que la carrera "no estaba en los planes" para celebrarse la próxima temporada, por motivos económicos ya que "no tienen dinero". No obstante, tras tales declaraciones a la CNN, el británico ha dado marcha atrás.

Así, parece que las cosas han cambiado y que existe la posibilidad de que se celebre la carrera. De tal modo, Ecclestone respondió a Reuters con un "no" tajante al preguntarle si descartaba oficialmente la prueba para 2014. Además, añadió: "Tienen un contrato, por lo que si cumplen el contrato, la carrera se llevará a cabo”. Para Ecclestone sería toda una alegría que el skyline de Nueva York fuera el fondo de una nueva carrera de Fórmula 1. "Estaríamos muy contentos si lo hacen", afirmó.

Se podría apuntar que el magnate del Gran Circo, con sus declaraciones, está 'jugando' a su habitual juego político para obtener más rendimiento económico, tal y como ha afirmado un jefe de equipo de F1, del que no ha trascendido su identidad: "No es la primera vez que hemos escuchado palabras como éstas, yo no descartaría la carrera de Nueva Jersey”, señalaba el anónimo responsable de una escudería del Mundial.

Por otro lado, un portavoz de la organización del Gran Premio ya ha garantizado que los preparativos para la carrera están "en marcha". Así, habrá que esperar para saber si la F1 viajará en dos ocasiones a Estados Unidos en 2014.
Por Mireia Escribano