En Red Bull quieren cortar de raíz el mayor enemigo de Webber en las salidas desde hace años
En la Fórmula 1, año tras año, muchas cosas cambian y otras no tanto. Una de las que se mantienen intactas, es –desafortunadamente para él- la malas salidas de Webber. Christian Horner, jefe de Red Bull, siempre ha salido a defenderle, dejando claro que no son problemas propiamente del piloto y que deben encontrarle una rápida solución ya que les ha costado muchos puntos hasta el momento.

Una vez más, Mark Webber volvió a protagonizar una salida bastante pobre en Spa-Francorchamps que le hizo bajar desde la tercera posición en la que partía a la quinta en la que finalizó el Gran Premio.

Es por eso que el jefe del equipo austríaco, Christian Horner, habló con Autosport para explicar las causas de la mala salida del australiano en el último Gran Premio y aseguró que harán todo lo que esté en su mano para solucionar el problema.

"En cada carrera intentamos sacar lo máximo de nuestro coche, nos esforzamos en cada área, pero hay cosas que pueden mejorar. Particularmente tenemos que arreglar el problema en las salidas de Mark (Webber), y tenemos que llegar a la cima de ello. Nos ha costado demasiados puntos hasta ahora", añadió.

El británico habló de la salida de la última carrera en Spa-Franconchamps (GP de Bélgica), y explicó con detalle los hechos que provocaron que Webber perdiese hasta tres posiciones antes de llegar a la primera curva, saliendo de esta sexto.

"Teníamos un embrague que no funcionaba del todo bien y creaba salidas horribles para Mark. Pudimos ver en la vuelta de formación que el embrague no parecía estar todo lo bien que debería. Ajustamos lo que pudimos antes de la salida, pero el embrague no funcionó todo lo bien que debería en la salida".

Es más, el embrague no perjudicó sólo la salida de Webber, sino que según Horner, también le impidió salir con buena tracción de la primera curva, perdiendo mucha velocidad en la bajada hacia Eau Rouge, lo cual le acabó costando otra posición con Fernando Alonso

"Fernando le adelantó (a Webber) en Eau Rouge y, desde ese punto, la carrera empezó a ser bastante estática. El único que progresó hacía adelante desde ese momento, fue Alonso", admitió el de Red Bull.

Por último, Horner afirmó que otra de las razones por la cual Webber no pudo sacar el máximo rendimiento a su RB9 y aprovechar su tercera posición en la salida, fue la falta de velocidad punta por una séptima bastante corta como es habitual en Red Bull a lo que se sumó el tráfico en el que se vio envuelto el australiano.

"Podríamos habernos acercado a los de delante, pero no teníamos suficiente velocidad punta al final de la recta y perdíamos distancia en el segundo sector por el aire sucio", Horner concluyó
Por Tomás Slafer