El jefe de Mercedes cree que se trata de algo puntual y que volverán a estar arriba
Pese a que el resultado del Gran Premio de Bélgica ha sido una decepción para Mercedes ya que ha permitido a Vettel sacar aún más ventaja en la clasificación del mundial, Ross Brawn cree que su pobre rendimiento en esta carrera ha sido puntual. Así, desde la escudería de Brackley tienen fe recuperar la senda del triunfo en la próxima carrera de Fórmula 1 en Italia.

Lewis Hamilton llegaba a la carrera de Spa como el principal rival de Sebastian Vettel. Sin embargo, no fue capaz de convertir su cuarta Pole consecutiva en una victoria, que finalmente se llevo el de Red Bull. Además, también perdió el segundo puesto con Fernando Alonso, quién remontó desde la novena posición de la parrilla.


"En general, nuestros cambios han sido muy buenos este año en términos de correlación y el paquete aerodinámico sin duda hizo lo que debía hacer", aseguró Ross Brawn a Autosport, a los que ha explicado los motivos del decepcionante resultado: "No creo tuviéramos el coche adecuado para Spa. No éramos muy buenos en el sector uno, nuestra actuación en Eau Rouge era pobre, pero nuestro coche tenía un buen agarre en las curvas rápidas, que era un poco extraño", confesó. "No hizo clic a partir del viernes por la mañana. Estuvimos ahí más o menos, pero no parecía tan fuerte como lo hemos tenido en las últimas carreras. Ya sea debido a la puesta a punto, o algunos de los cambios que hemos hecho, vamos a tener que volver hacia atrás".

Por otro lado achacó su rendimiento por debajo de lo esperado a fallos en la configuración del monoplaza en áreas como el camber o las presiones de los neumáticos

"Lo otro es que las limitaciones en el camber y la presión, fueron más duras de lo que habían sido, y esto puede haber sido un factor en términos comparativos, por lo que entender que más y ver cuáles serían las consecuencias", expuso Brawn.

Es por eso que, mientras Hamilton cree que el equipo puede tener que esperar a la vuelta de las pistas de alta carga aerodinámica como Singapur para volver rendir al mejor nivel, Brawn es más optimista y espera mejorar directamente en la siguiente cita: Monza.

"Tuve una charla con los chicos, y están un poco decaídos por un tercer y cuarto puesto. No es lo que estaban esperando, lo que es genial. Es muy bueno que el equipo tenga expectativas", confesó un 
Brawn que se resignó al comprobar que, probablemente, los tradicionales problemas de Red Bull en las pistas de baja carga aerodinámica como Spa y Monza parecen haber terminado:

"Ciertamente se les veía muy fuerte desde el principio [en Spa]. Ellos han estado en la parte superior", dijo. "Creo que hubo veces en el pasado en las que Red Bull tenía un aspecto irregular y algunas carreras en el que sabían que iban a sufrir, pero trabajaron muy duro para mejorar las áreas en que eran débiles en el pasado y probablemente no tienen puntos débiles ahora".



Por último, cuando se le preguntó si cree que Vettel podría perder el campeonato del mundo, Brawn ha dicho: "Tendrías que decir eso, ¿no es cierto? Pero hay ocho carreras y hay un buen montón de puntos, 200 puntos todavía. La racha de Kimi [Raikkonen] llegó a su fin, así que ¿quién sabe? No vamos a dejar de intentarlo", concluyó
Por Blanca del Mar García