Resultados 1 al 6 de 6






Valencia o Montmeló.. ¡Qué dilema! Reflexiones de un aficionado


Estás en el tema Valencia o Montmeló.. ¡Qué dilema! Reflexiones de un aficionado dentro del subforo F-1 (Formula 1) en LonasDigital. http://formula1total.com/wp-content/images/fotos/valencia1.jpg VALENCIA http://www.elpais.com/especial/mundial-motociclismo/images/circuitos/montmelo.jpg MONTMELO Hasta donde me llega la memoria siempre me han gustado los coches. Decir que he crecido rodeado por ellos sería mentir, pero en cierta forma afirmar lo contrario también sería una mentira. Dejémoslo en que mi círculo familiar por alguna razón se preocupó en su día de que nunca me faltase un coche con el que jugar, obviamente...



Este tema tuvo 741 Visitas y 5 Respuestas

Actualmente hay 1 usuarios viendo este tema. (0 miembros y 1 visitantes)

  1. #1
    Avatar de mochuelillo

    mochuelillo ha iniciado este hilo.
    mochuelillo está desconectado
    Título:  Super Moderador Rango:  Super Moderador
    Fecha de ingreso
    Dec-2009
    Nacionalidad
    Espana
    Ubicación
    En algun lugar de Valencia
    Temas
    2303
    Mensajes
    2,530



    VALENCIA

    MONTMELO
    Hasta donde me llega la memoria siempre me han gustado los coches. Decir que he crecido rodeado por ellos sería mentir, pero en cierta forma afirmar lo contrario también sería una mentira. Dejémoslo en que mi círculo familiar por alguna razón se preocupó en su día de que nunca me faltase un coche con el que jugar, obviamente de juguete, así que si debo echar la culpa a alguien de mi afición debería ser a ellos.

    El interés por la Fórmula 1 llego más tarde, bastante más tarde. Como muchos sabréis, hace unos veinte años más o menos, seguir este deporte era un 'poco' complicado. La cobertura de la prensa escrita, la televisión o la radio era apenas testimonial, por no decir que en aquellos años costearme cualquier revista especializada era un pequeño lujo que raramente podía permitirme. Eso sucedía cuando conseguía juntar dos o tres meses de la paga que recibía por entonces. Lo que implicaba que mi dieta en cuanto a chicles con azúcar, 'gusanitos' y demás golosinas debía mantenerse bajo mínimos, algo que mi salud dental y física agradeció con los años. ¡Oh!, por supuesto Internet por aquel entonces, al menos en este país y para la mayoría, era un sueño, algo de ciencia ficción que veías en las películas y poco más. Soñar con la cantidad de información que hoy día tenemos al alcance de un solo 'clic' sobre nuestro vicio favorito, sea la Fórmula 1 o la creación de moscas para la pesca en agua dulce, es algo que por entonces ni siquiera pasaba por mi mente.
    Ver una carrera de Fórmula 1 en televisión también era más complicado. Durante unos años solo había dos canales y con la llegada de las televisiones privadas, aunque el espectro de posibilidades se amplió, tampoco era como para tirar cohetes. Siempre he tenido la sensación hasta hace unos años de que los aficionados a la Fórmula 1 éramos más bien escasos, o al menos no nos hacíamos notar tanto como los aficionados al Motociclismo. La verdad es que el número de pilotos de motos que ha tenido y tiene este país supera con creces a los de automovilismo, también en cuanto a logros. España es, o tal vez era, un país más de motos que de coches y eso se notaba.
    La llegada de pilotos como Marc Gené o Pedro de la Rosa supuso un poco más de interés por parte de los medios, y fue algo más fácil seguir este deporte. Pese a que Pedro siempre ha tenido y tiene sus incondicionales que le seguían y siguen allí donde va, a la llegada de Fernando Alonso todo explotó en cierta manera, sobre todo con su primera victoria.
    Fue entonces cuando empecé a sentir envidia de los que poblaban las gradas de los circuitos, de aquellos 'privilegiados' que iban a poder escuchar aquellos motores, sentir ese olor a goma quemada y gasolina en el ambiente, porque sí, queridos lectores, el ambiente de un circuito puede que se vea, pero no se siente por televisión. Solo el que ha pisado un circuito sabe lo que quiero decir. Pasé varios años con el sueño de pisar algún día un circuito, aunque fuese la primera y única vez que lo hiciese, se convirtió en una especie de objetivo para la vida, como el de plantar un árbol, escribir un libro y tener un hijo. Yo quería pisar un trazado, vivir un Gran Premio en persona, saber lo que era aquello. Creo que muchos me entenderán. Cualquier aficionado a este deporte ha soñado con ello, algunos han podido cumplir su sueño, otros no lo han conseguido, los hay que están en ello y espero que lo consigan algún día.
    Llegó 2008 y el Gran Premio de Europa en Valencia. Para los que pregunten, les diré que por unas causas o por otras nunca pude ir a Montmeló a ver una carrera. Diferentes causas me lo impidieron, no voy a entrar en detalles, pero la llegada en 2008 de la Fórmula 1 a Valencia me dió la oportunidad de vivir algo con lo que había soñado desde hacía muchos años.
    En medio de una crisis política, una crisis económica y social que todavía sufrimos, con un circuito permanente como el de Cheste, y por muchas razones más que sería largo enumerar, la Fórmula 1 nunca fue bienvenida en Valencia. Creo que de los pocos que nos alegramos fuimos los aficionados que pudimos por primera vez disfrutar de un Gran Premio. ¿Que el circuito era aburrido? Vale. ¿Que Fernando corría en Renault y no tenía ninguna posibilidad? De acuerdo. ¿Que como en la televisión no se ve en ningún sitio? Toda la razón. ¿Que aquello no era Mónaco? También. Y así una retahíla de razones, quejas y argumentos que escuché y sigo escuchando todavía. Y eso sin entrar en debates políticos, algo que voy a tratar de evitar en lo posible.
    Recibí en su día insultos, desprecio y palabras de conocidos que me trataron de todo porque según ellos, que yo pagase una entrada y fuese a la Fórmula 1 era una manera de apoyar a ... bueno, ya sabéis de quién hablo, ¿verdad ?. Les daba exactamente igual que en respuesta a sus palabras dijeses que tu entrada te la has costeado tú mismo con tu trabajo y esfuerzo, sin que nadie te regalase nada, y que por supuesto si ibas a ese evento es porque te gustaba ese deporte, no por ondear la bandera de ningún partido político. Esto, queridos lectores, lo escuché durante los cinco años que acudí a dicho Gran Premio. Hoy día, todavía lo escucho de algunas personas.
    El primer año fue un pequeño o gran caos, según con quien hables. Lo cierto es que yo no tuve ningún problema grave, quitando que mi ubicación era algo peor de lo que imaginaba. Teniendo en cuenta que nadie tenía referencias de lo que se veía y lo que no desde cada grada, y que no tuve mucha elección a la hora de comprar mi asiento debido al 'boom' que supuso aquello, creo que no me puedo quejar. Incluso debido a lo suaves que eran las medidas de seguridad los primeros días, pude colarme en rincones que ni pensé podría, incluso de haber querido, hubiese podido saltar a la pista. ¿Lo peor? Que Kazuki Nakajima se llevó a Fernando en la primera vuelta de carrera terminando con la ilusión de mucha gente. Algunos llegaron a abandonar su asiento en la segunda vuelta al no estar el asturiano en pista. Otros se llevaron literalmente su asiento de recuerdo a casa.
    El segundo año fue mejor. Contaba con la ventaja de que ya había referencias, fotos e incluso vídeos de lo que se veía desde cada grada, así que cambie de ubicación. El R29 no daba muchas alegrías aquel año, pero aún así disfrute de cada día en el circuito. Fernando termino séptimo y eran esos años en que lo 'mportante' era que al menos no ganase Lewis Hamilton.
    El tercer año, primero de la época Ferrari de Alonso, estuve en el mismo asiento que en 2009. Las vistas eran perfectas e incluso pude pisar la recta de meta el viernes por la tarde y ver cómo trabajaban en los boxes. Hay posibilidades de podio, pero un lío con el Safety Car hace que Fernando termine octavo si no recuerdo mal. Toca aguantar burlas de amigos y compañeros, de tu jefe o de tus primos, diciéndote que no saben para qué vas al circuito si Fernando no va a ganar. Es complicado convencer y hacer entender que además de a Alonso, vas a ver al resto, vas a disfrutar del ambiente de una competición como la F1, y que además tienes la GP2, la Porsche SuperCup o la Fórmula BMW o GP3 según el año.
    Algún amigo te ofrece su Ford Escort 1.8 diesel del año 96, color gris, por si con él, Fernando se ve más capaz de lograr una Pole o un podio. Esto llega en 2011. Con un Ferrari que recuerda mucho al R29 en cuanto a rendimiento, pese que lo cierto es que el Red Bull fue intratable toda la temporada. Fernando sube al segundo puesto del podio, sabe a victoria, por delante queda el inalcanzable Sebastian Vettel y la gente por fin ese año se marchaba con una sonrisa a casa.
    Al año siguiente, en 2012, la sensación camino del circuito era una mezcla entre tristeza y añoranza. Tristeza porque ya se sabía que en 2013 no habría Gran Premio en Valencia, con lo que las posibilidades de ver la Fórmula 1 en vivo se desvanecían. Añoranza porque, pese a que todavía no habías empezado a disfrutar del primer día de los tres que duraba el GranPpremio, ya lo echabas de menos. Creo que quien ha disfrutado de un GP, por muy aburrido, por muy malo que sea el circuito donde haya acudido, sabe de lo que hablo.
    Es cierto, la Fórmula 1 como en la televisión no se ve en ningún sitio. Estás en tu sofá, fresquito, y tienes múltiples cámaras que siguen a los monoplazas a lo largo del recorrido con mayor o menor acierto. Disfrutas de las paradas en boxes mientras comes y bebes lo que te apetece y si te aburre, puedes cambiar de canal. ¡Pero amigos! una vez has visto un Gran Premio en vivo la cosa cambia.
    Pasas calor, o frio quizás. Sudas, y nunca tienes suficiente líquido para beber. El asiento al sol está que arde, pasas los días untado de crema solar hasta las cejas, hay aglomeraciones de gente, suplicas porque sople un poco de viento que alivie los efluvios de alguna axila falta de desodorante y por supuesto el domingo, tan solo vas a ver pasar cada coche por delante tuyo durante la vuelta de salida de boxes a la parrilla, la de formación, las correspondientes vueltas de cada Gran Premio y la vuelta de honor final. Ni una más, ni una menos, a no ser claro que haya abandonos. Tienes tu pantalla gigante sí, pero sinceramente la orientación y el sol apenas deja leer los rótulos e incluso es difícil adivinar qué piloto aparece en pantalla muchas veces. La megafonía es excelente, se escucha perfecta siempre y cuando ningún monoplaza pase a escasos metros de ti a más de doscientos kilómetros por hora.
    Puede que tal número de pegas hagan preguntarse a muchos, ¿entonces para qué vas? Puede incluso que distraiga a otros de plantearse ir al circuito. A estos últimos les respondo ahora mismo: si puedes ir alguna vez, no lo dudes. Ve, no lo olvidarás y querrás repetir. El ambiente es algo indescriptible. Lo más chocante y agradable es ver a tanta gente de diversos países, seguidores de distintos pilotos y equipos, juntos, sin insultarse ni meterse unos con otros, unos sentados al lado de otros sin problema. La primera vez que lo vi, no me lo creía. Es más, un año unos aficionados españoles silbaban a unos británicos que se alzaban cada vez que pasaba Hamilton y ondeaban su bandera inglesa. Al final del día, terminaron riéndose juntos y haciéndose fotos unos con otros de recuerdo. En la mayoría de ocasiones te tropiezas con aficionados de los que es difícil adivinar a quien siguen o apoyan por que llevan la gorra de un equipo, la camiseta de otro distinto y ondean la bandera de un tercero. Decídme en qué deporte puedes ver algo parecido.
    Ese ambiente, el sonido de los coches al pasar a escasos metros tuyos, el aroma que desprende el monoplaza a neumático quemado, gasolina y gases de escape, algo que no puedes oler a través de tu televisor por mucha tecnología 3D que tenga. Ver a la gente como en 2012 levantarse literalmente cada vuelta, cada una de las 57 a animar, en este caso a Fernando Alonso. Ver como Pedro de la Rosa saluda desde su coche o desde el camión del 'drivers parade', y hace el gesto de agradecimiento con las manos, eso amigos, en el sofá de casa por muy cómodo que sea, no se vive igual. Una vez lo pruebas, quieres repetir, te vuelves adicto y nunca vuelves a ver una carrera por televisión de la misma manera que lo hacías antes de pisar un circuito.
    Experiencias como las del año pasado en las que no esperabas nada más allá de un podio si es que eso era posible, no se olvidan. Sales el sábado con la cabeza agachada, invadido por la tristeza de ver al piloto de casa onceavo y sabiendo que otro año saldrás el domingo de allí sin verlo ganar. Recuerdas la envidia sana que tienes de aquellos que le vieron ganar en Montmeló en 2006 y todavía te duele un poco más el alma, posiblemente no volverás a pisar un circuito en varios años y no vivirás algo así. Todos sabemos que pasó aquel Gran Premio. Creo innecesario resumirlo al cabo de tanto tiempo, además se me antoja imposible describir lo que allí viví. Terminé con agujetas de levantarme a cada vuelta y con el estómago hecho un nudo desde que se puso Fernando líder de carrera. Al finalizar, quise llorar de alegría, pero las lágrimas no salían. Era un sueño cumplido. El sueño de ver a un piloto de casa ganar y no hacerlo por televisión sino en un circuito, algo que tan siquiera veinticuatro horas antes veía imposible y estaba seguro de no lograr jamás.
    Tal vez para algunos Valencia no merezca seguir en el calendario, pero para mí forma parte de mis recuerdos. De los mejores que he vivido. Para muchos no es una sorpresa la reciente noticia en algunos medios de que la Generalitat Valenciana planea renunciar al Gran Premio que debería celebrarse bajo la denominación de Gran Premio de España en 2014 según un supuesto acuerdo del que poco se sabe. Apenas hay información clara, se dice que no hay nada firmado y que todo es verbal. Se dice también que Bernie Ecclestone es sabedor y un largo número de suposiciones. Es algo rodeado de tanto 'misterio' que al parecer lo único que hay claro es que a Ecclestone lo que le importa es cobrar su parte, sea donde sea el Gran Premio.
    Montmeló de hecho, una vez finalizada la prueba en España de este año, casi inmediatamente empezó con la venta de las entradas para 2014 levantando todavía más algo de polvareda y polémica que hasta ese momento estaba un poco más calmada. Las últimas noticias comentan que, de bajar el canon impuesto por Bernie, Valencia volvería al calendario y, que de no ser así, la indemnización subiría hasta los treinta millones de euros.
    Corren malos tiempos, todos lo sabemos. Económicamente no está nadie como para estos 'lujos', como organizar Grandes Premios de Fórmula 1 y pagar el correspondiente canon a Ecclestone. Cualquiera sabe que de cara a una sociedad agobiada en estos momentos por recortes, falta de trabajo y un largo etcétera de dificultades, gastar una millonada en un acontecimiento como éste, está mal visto. Hasta yo que he acudido estos cinco años, y me gustaría repetir en 2014, soy consciente de que ese dinero debe gastarse en cosas más importantes como salud, educación o prestaciones sociales. En esto creo que estamos todos más o menos de acuerdo.
    El caso es que intentando no entrar en debates políticos, ni tratar la relación entre ambos gobiernos catalán y valenciano, ni por supuesto los habitantes de ambas comunidades, opino que falta de liquidez la hay en ambos sitios. Lo que quiero decir es que no sólo en Valencia o Catalunya no está el tema como para echar cohetes, en el resto del país tampoco está el asunto como para ir de fiesta precisamente. La diferencia estriba y, siempre como digo bajo mi punto de vista basándome en lo que he escuchado de la gente de a pie estos años, es que en Valencia la Fórmula 1 nunca estuvo bien vista, o al menos no tanto como en Catalunya.
    Uno de los primeros argumentos en contra fue el de que por qué no celebrar el Gran Premio en Cheste. Seguramente porque Ecclestone se enamoró de Valencia durante la presentación de McLaren en 2007. Bernie no es un tipo precisamente tonto, de serlo no tendría la cuenta bancaria de la que disfruta, dudo que le vendiesen la moto pese a que la celebración de McLaren se dio en la Ciudad de las Artes y las Ciencias, de noche, con luces de colores y demás adornos. Desconozco si Ecclestone imaginó un Gran Premio con aquel escenario, algo que nunca llegó a suceder. Es más, desde el circuito casi ni se ve la Ciudad de las Artes y las Ciencias. Bernie, al parecer, quería circuito urbano o no habría Fórmula 1 en Valencia. O él pecó de tonto, algo que dudo, o los 'vendedores' valencianos hicieron muy bien su trabajo aquella noche de 2007.
    Luego vinieron las quejas de los barrios por los cortes de tráfico y el ruido. Los defensores de la F1 argumentaron que en Fallas sucede más de lo mismo... y sí, por supuesto también hay quien se queja de ello. Finalmente está el tema político en el que no quiero ahondar demasiado, tan solo decir que a mi parecer la F1 en Valencia siempre se usó como arma política. Por parte de unos para promocionarse y ganar electorado, por parte de otros para atacar al gobierno vigente.
    No negaré que la Formula 1 'puso a Valencia en el mapa'. Al igual que lo han hecho otros eventos como la Copa América o torneos de tenis. Son espectáculos que ven millones de personas y es inevitable, al igual que también ha sido inevitable que Valencia 'esté en el mapa' en los últimos tiempos por cosas menos agradables y que dan peor imagen. Entrar en detalles creo que sobra y existen diversos medios y hemerotecas llenas de informaciones sobre ello. Así que aquí termina mi referencia al aspecto político valenciano.
    He de confesar que desconozco cómo se toman el mismo asunto en Catalunya y me refiero a la gente de a pie. Me explico. Es conocido que allí también andan sumidos en recortes varios por parte de su gobierno, y que la situación más o menos es parecida al resto de España. Sin embargo al menos desde fuera y bajo mi punto de vista, quisiera dejar claro esto, la F1 no está tan mal vista aún sabiendo que ofrecerla cuesta su dinero, dinero que podría remediar en parte ciertas carencias en educación, sanidad, etcétera. Algo claramente no exclusivo de esta comunidad autónoma por supuesto. En todos lados andan tiesos o eso nos quieren dar a entender. Tengo amigos y amigas catalanes, a los que lo que menos les preocupa ahora es si Valencia 'les roba' su Gran Premio. Bastantes problemas tienen ahora con el día a día como para pensar en eso. Posiblemente, habrá quien piense así, los habrá en un lado como en otro, aunque en Valencia estoy seguro de que muy pocos echarán la Fórmula 1 de menos.
    Creo tan solo que en Catalunya saben que la Fórmula 1 es un escaparate hacia el mundo. No podría ser de otra manera, ya que llevan 20 años celebrando Grandes Premios, quizá alguno más. Disculpad mi mala memoria. Es una manera excelente de dar a conocer su tierra y lo que puede ofrecer esta. Es una manera de hacer negocios, de ganar dinero y generar mayor o menor riqueza. Es decir, al igual que Valencia, es una manera de 'estar en el mapa'.
    En Valencia la sensación que ha dado siempre es que es una molestia, uno de los numerosos excesos ejecutados por el gobierno vigente o pasado. Se han dicho muchas cosas: que si regalaban entradas para llenar el circuito, que si se redujo aforo durante las diversas ediciones para que aparentase estar más lleno y un largo etcétera. Algunas serán ciertas, otras no, lo desconozco, así que hablaré desde mi experiencia.
    Durante cinco años he visto las calles de Valencia, sobre todo las cercanas al circuito, llenas de gente. Terrazas y restaurantes, hoteles, transporte público, cualquier tenderete de merchandising o de productos típicos estaba lleno. La playa de la Malvarrosa pegada al circuito, llena; el paseo de la misma, intransitable; y los restaurantes típicos de la zona, a rebosar. Eso sin contar con ciudades y playas cercanas a la capital, las cuales también hacían algo de negocio debido a que Valencia era incapaz de absorber tanta gente, los hoteles estaban llenos o eran demasiado caros y la gente 'normal' buscaba opciones más económicas fuera de la capital. Por supuesto, siempre vi mucha gente de fuera, alemanes, ingleses, italianos, incluso finlandeses. Gente que suele dejar bastante dinero, por ejemplo.
    Desconozco las cifras. No sé si se recuperó la inversión en el canon pagado a Bernie Ecclestone por montar la F1 en Valencia, creo que eso no lo sabe ni el Mossad. Lo que sí puedo decir es que los helados, las comidas y demás no lo suelen regalar y supongo que muchos hicieron su 'agosto' particular aquellos días, sin contar el escaparate que supuso aquello y no hablo de que se viese la ciudad, el puerto y sus playas por televisión en medio mundo, sino de su gastronomía, por ejemplo.
    Según un artículo publicado en la página web del diario Marca, en su sección dedicada a la Fórmula 1, con fecha de 2 de marzo de 2012, fue el Circuit el que propuso por primera vez la alternancia en junio de 2011, supongo que debido a la situación económica y viendo que era una posible salida que beneficiaba a ambas partes. Sin embargo, según se afirma en ese mismo artículo, el presidente por entonces de la Generalitat Valenciana quiso echar abajo el acuerdo, algo a lo que se intentó volver con el cambio en la presidencia del gobierno de dicha comunidad.
    El empeoramiento de la situación económica, y viendo que era una posibilidad la de la alternancia mucho más económica que la cancelación del contrato con Ecclestone, reavivó esta historia, de la cual lo último que se ha podido leer es que desde Montmeló no quieren la alternancia, y que en Valencia se plantean renunciar al Gran Premio aún sabiendo que la indemnización que se tendrá que pagar a Ecclestone puede que resulte tan enorme como el gasto de organizar la prueba, asunto este pendiente de negociación con el 'gerifalte' de la F1.
    ¿Qué sucederá? Pues pese a que no tengo ni idea, para que voy a mentir, la sensación que tengo desde que se propuso la alternancia es que nunca habría otro Gran Premio en el circuito urbano de Valencia. ¿Las razones? Creo que las he enumerado repetidamente. La situación económica principalmente y la política en dicha comunidad con un gobierno que busca ahorrar cada céntimo de euro que pueda y que, como en muchos otros lugares del país, sube impuestos y recorta en servicios públicos. No creo que vean conveniente, a no ser que les salga más barato que no hacerlo, el montar el Gran Premio.
    La otra razón es que en Catalunya, pese a estar sufriendo una situación económica más o menos similar, con recortes y subidas de impuestos, la sensación que me da desde este lado es que allí nadie se queja de que se celebre el Gran Premio, pese a que supone un gasto igual que para Valencia. Quizá menor por ser un circuito permanente y por que el canon seguramente sea más barato, pero aún así, sigue siendo un buen puñado de euros que bien podrían aliviar muchas arcas de servicios públicos. Una segunda, o tercera razón es que la defensa por parte de los políticos de ambas comunidades de la F1 es totalmente opuesta. Unos no tienen dudas, quieren celebrarla en su tierra, otros intentan que pase desapercibido y pasan de puntillas por este tema, porque saben, como he comentado anteriormente, que no está bien vista.
    ¿Dónde se celebrará ? Todo apunta a que será en Montmeló, pero pese a calendarios provisionales y demás noticias que han ido apareciendo, si alguien tiene la última palabra es Bernie Ecclestone, y hasta que la Fórmula 1 de manera oficial haga efectivo su calendario provisional o definitivo para 2014, yo no apostaría mi dinero por ninguna de las opciones.
    Como muchos se preguntarán mi opinión, trataré de ser lo más claro posible. Siendo sensato y viendo el panorama como está en términos económicos y sociales, a veces pienso que no debería celebrarse en ninguno de los dos lados, es decir, no tendría que haber Gran Premio de España. El problema, antes de que os tiréis a mí yugular, es que el dinero que pudiésemos ahorrar seguramente terminaría despilfarrado en algún otro chanchullo o espectáculo en vez de ser usado para 'hacer el bien'. Además, claro, de que sería un durísimo golpe para el aficionado de casa y para la imagen de nuestro país. Así que es algo que veo inviable. Tranquilos, al menos de momento tendremos nuestro Gran Premio de casa.
    Dicho esto, la cuestión es ¿dónde preferiría yo que se celebrase? Pues como tener dos Grandes Premios ya es algo más que imposible, puestos a minimizar daños y siendo un poco egoísta, la alternancia me parecería lo mejor. Como digo, siendo egoísta, ya que a mí personalmente ir a Montmeló me viene mal en cuanto a fechas, por ejemplo, y Valencia me venía mejor siempre que en este caso se celebrase en junio y no en mayo con lo cual casi me daría igual un sitio que otro. En todo caso, dudo que sea el único con problemas de fechas entre la afición a la F1 de este país. No sé si con esta opción saldrían ganando ambas comunidades en el aspecto económico y de 'escaparate' hacia el mundo, pero sí pienso que el aficionado lo tendría algo más fácil para acudir a un Gran Premio, sobre todo si cuando fuese en Montmeló fuese en mayo y al año siguiente fuese en junio por ejemplo, algo que estaría por ver. Al fin y al cabo, es el aficionado a la Fórmula 1 el que llena los circuitos.
    Además hay un dato que casi se me olvida. Teniendo alternancia se podría decir que los contratos se 'alargarían' en el tiempo al ser un año un circuito y el siguiente otro, con lo que aseguraríamos salvo catástrofe el tener un Gran Premio de casa durante unos cuantos años más.
    Lo que está claro es que Ecclestone no es partidario de dos pruebas en el mismo país, a no ser, claro, que a él le convenga. El tipo es un tiburón y huele los dólares a kilómetros, sabe que no es lo mismo dos carreras en Estados Unidos, como el de Austin y el previsto y retrasado una y otra vez en New Jersey, que dos en España tal y como está el panorama. A Ecclestone lo que le conviene es repartir el circo de la manera más amplia posible a lo largo y ancho del globo terráqueo, abriendo y cerrando a su antojo nuevos mercados con escasa afición a la F1 comparada con Europa o Sudamérica, pero con los bolsillos llenos de billetes y dispuestos a pagar lo que él pida a la vez que promocionan sus países, véase Singapur, Corea, India, Bahréin, Abu Dhabi ...
    Por lo tanto a Bernie le da lo mismo dónde se celebre el Gran Premio de España 2014 y venideros mientras la pasta fluya hacia su cuenta corriente. La alternancia mal no le debe venir, se alargan en el tiempo los Grandes Premios en España y, por lo tanto, es de suponer que él gana más dinero, además de que se ahorra un GP que puede colocar a su antojo al mejor postor en algún remoto país donde la economía tenga mejor salud.
    "Tío, no dejas nada en claro", pensaréis algunos. Creo, sin embargo ,que he dejado clara mi opinión sobre donde quisiera que se celebrase. Pero hay una cosa más importante a mi parecer. Ciñéndonos tan solo a lo que Fórmula 1 se refiere, como deporte y lo que significa para nosotros y vosotros los que pasáis por aquí y nos leéis, lo importante es tener un Gran Premio en casa. ¿Dónde se debería celebrar? Pues aunque a algunos les moleste, da lo mismo. Los del Jarama si pudiesen también quisieran tener su GP, o en Jerez, o Aragón, incluso alguno construiría otro circuito en algún otro lado. Pero, como digo, lo importante es tener una prueba de casa a la que poder acudir si surge la oportunidad. Olvidando temas políticos y demás, mientras se pueda, lo importante es tener un GP local. Qué más da, elijamos el sitio que elijamos, siempre habrá gente a favor, y gente en contra, pero al menos podremos elegir. Malo será el día en el que no podamos ni tan siquiera acudir a un circuito en nuestro país a ver el deporte que nos gusta.
    Saludos.
    Javi C.



    Citar Citar  

  2. Los siguientes 3 Usuarios dieron las gracias a mochuelillo Por su Mensaje :

    franktinez (28-08-13), Izaro ® (28-08-13), r3s3t (28-08-13)




  3. #2
    Avatar de r3s3t

    r3s3t está desconectado
    Título:  Super Moderador Rango:  Super Moderador
    Fecha de ingreso
    Jan-2011
    Receptor
    GigaBlue SE+
    Firmware
    OpenLD-1.8 ®
    Nacionalidad
    Espana
    Ubicación
    Region de Murcia ®
    Edad
    42
    Temas
    312
    Mensajes
    1,542


    A mi personalmente me gusta mas el circuito de valencia, no todos los dias se corre en un circuito urbano.

    GigaBlue HD SE Plus Combo
    [IMG]http://***************************************************[/IMG]
    Plato Motorizado 1,20cm




    Citar Citar  

  4. Los siguientes usuarios agradecieron a r3s3t por su mensaje :

    mochuelillo (28-08-13)

  5. #3
    Avatar de mochuelillo

    mochuelillo ha iniciado este hilo.
    mochuelillo está desconectado
    Título:  Super Moderador Rango:  Super Moderador
    Fecha de ingreso
    Dec-2009
    Nacionalidad
    Espana
    Ubicación
    En algun lugar de Valencia
    Temas
    2303
    Mensajes
    2,530


    Yo opino lo mismo me gusta Valencia.


    Citar Citar  

  6. #4
    Avatar de Izaro ®

    Izaro ® está en línea
    Título:  Administrador Rango:  Administrador
    Fecha de ingreso
    Sep-2006
    Firmware
    OpenLD
    Nacionalidad
    Espana
    Ubicación
    Mas alla del sol.
    Edad
    47
    Temas
    242
    Mensajes
    4,995


    valencia esta claro


    IZARO MASTER DJ.


    Citar Citar  

  7. #5
    Avatar de franktinez

    franktinez está desconectado
    Título:  MATANDO PIOJOS Rango:  Usuario PREMIUM
    Fecha de ingreso
    Jan-2013
    Receptor
    GIGA 800 SE
    Firmware
    LD 2.9
    Nacionalidad
    Espana
    Ubicación
    TOLEDO
    Temas
    58
    Mensajes
    468


    otro que le gusta mil veces mas el de valencia




    Dadme un punto de apoyo … y me bebere otro whisky. .


    Citar Citar  

  8. #6
    Avatar de Chango

    Chango está desconectado
    Título:  Amigo de Lonas Rango:  Amigo de Lonas
    Fecha de ingreso
    Dec-2012
    Nacionalidad
    Espana
    Ubicación
    Via lactea
    Temas
    2
    Mensajes
    50


    Pues para mi Montmelo es toda una referencia....y por sus caracteristicas se ha dicho muchas veces que un coche que va bien en Barcelona, va bien en muchos circuitos del mundial


    Citar Citar  

Subir