Cree que su ventaja es suficiente para hacerse con su cuarta corona a dos carreras del final
Niki Lauda se ha resignado ante la superioridad de Red Bull y Sebastian Vettel. El austríaco, pese a que Mercedes y Hamilton se han colocado como una dupla muy a tener en cuenta por el alemán en estas últimas carreras si no quiere sustos, cree que la ventaja del piloto de Red Bull es suficiente como para ser matemáticamente campeón en Abu Dhabi, a dos carreras para finalizar de temporada. Además, aunque afirma que no se rinden y lucharán hasta que puedan, Lauda se rinde ante la evidencia de que Red Bull sigue un paso por delante, lo que hace presagiar que en Mercedes pronto centrarán todos sus esfuerzos en 2014.

Niki Lauda tiene claro que, si no ocurre una catástrofe, Sebastian Vettel logrará su cuarto título de campeón esta temporada. Sin embargo, el austríaco va más allá y cree que no habrá que esperar hasta Brasil para ver si se hace con su cuarto entorchado, sino que en Abu Dhabi podría estar todo finiquitado.

Pese a que tras su gran mejoría, muchos piensan que Mercedes y Lewis Hamilton podrían aguar la fiesta al número uno de Red Bull, o quizás sea la dupla Alonso-Ferrari la que, tras lo visto en Spa, siga los pasos de 2012 y apuren hasta el último momento sus opciones de arrebatarle la corona al alemán, Lauda apuesta por un Mundial decidido a dos carreras para el final.

"Irá tan lejos como para decir que Vettel será campeón en Abu Dhabi, que es la antepenúltima carrera", comentó el de Mercedes al diario Bild. "Su liderato era ya amplio cuando dominó en Spa a pesar de que el Red Bull no se amoldaba del todo a este trazado. Bueno, quizás para Monza no es el favorito, pero en cada circuito tiene el mejor coche, es más que suficiente para él", añadió.

Estos comentarios dejan entrever que en Mercedes, aunque sigan esforzándose para intentar alguna carrera más este año, ya han puesto sus ojos prácticamente al 100% en el monoplaza del próximo año.

"No nos vamos a rendir", dijo Lauda al rotativo Osterreich. "Pero también soy realista. Vettel dominó en Spa, y creo que podría haber sido incluso tres o cuatro décimas más rápido por vuelta. Hemos mejorado bastante, pero Red Bull sigue siendo mejor", concluyó.
Por Andrés Méndez