El británico abandona su puesto como director general de la Fundación FIA para centrarse en su campaña
Las elecciones a Presidente de la FIA que se celebran este año podrían ver como la dirección de este organismo cambia de manos tras cinco años con Jean Todt al mando. Y es que, David Ward, ya exdirector general de la Fundación FIA, ha decidió presentarse como candidato a la presidencia tras pensárselo mucho.

Jean Todt no tendrá fácil ser reelegido como Presidente de la FIA este año ya que el hasta ahora director general de la Fundación FIA, David Ward, ha anunciado este jueves que se presentará como candidato al puesto.

Después de que hace unas semanas ya dejase entrever que podría ser rival de Todt por el puesto en el cargo más alto de la FIA, Ward ha decidido dejar su puesto en la Fundación FIA para centrarse por completo en su campaña.

En un comunicado emitido este mismo jueves, Ward afirma que aunque las reglas de elección no le prohíben mantener su cargo en la Fundación, piensa que la mejor decisión es la de renunciar para que su nuevo objetivo no afecte al funcionamiento de la organización.

"Tras pensarlo cuidadosamente, he decidido presentarme a las Elecciones Presidenciales de la FIA 2013", ha dicho. "El período de elección comienza en septiembre, y será necesario que me acerque a los miembros de la FIA para asegurar las nominaciones. En estas circunstancias, creo que lo correcto es renunciar (al cargo en la Fundación FIA)", continuó. "Los procesos de electorales implican, inevitablemente, un debate alegre y sólido, y aunque la Fundación es independiente y no hay un requerimiento legal para que renuncie, creo que es mejor retirarse ahora por los intereses de la organización benéfica".

Así, su puesto como director general será ocupado por su adjunto Saul Billingsley antes de que se elija a un sucesor permanente.

Mientras tanto, Jean Todt aún no ha confirmado su candidatura aunque ha revelado en diversas ocasiones que querría continuar en el puesto que ocupa desde 2009 y en que se ha visto enfrascado en algunas controversias como la celebración del GP de Bahréin cuando las protestas en la zona ponían en peligro la seguridad, el reciente test ilegal de Mercedes con Pirelli o el no haber cerrado aún el Pacto de la Concordia con Bernie Ecclestone.
Por Andrés Méndez