A falta de confirmación, el actual jefe de aerodinámica de Lotus apuntalará este departamento en la Scuderia
El equipo Ferrari ya piensa en 2014, por lo menos en lo que a su estructura técnica y proyecto deportivo se refiere. Tras la llegada de James Allison a principios de septiembre y la reciente contratación de Kimi Raikkonen como compañero de Fernando Alonso para las dos próximas temporadas, ahora se suma un nuevo pilar para construir un proyecto ganador: Dirk de Beer, actual jefe de aerodinámica de Lotus.

En Ferrari siguen trabajando duro para reforzar su estructura técnica de cara a los últimos coletazos de 2013 pero, sobre todo, para afrontar el gran reto de 2014 con garantías.

Tras la llegada de James Allison al conjunto de Maranello y la confirmación del regreso de Kimi Raikkonen al equipo, Ferrari sumará otra baja más en el equipo Lotus con la contratación de su jefe de aerodinámica, Dirk de Beer, según afirma Autosport.

Aunque por el momento no es oficial, se espera que una vez que de Beer finalice su actual contrato con Lotus a finales de año, se ponga manos a la obra para trabajar codo con codo con el actual jefe de aerodinámica de Ferrari: Loic Bigois.

En Ferrari no quieren volver a fallar y necesitan tener a los mejores en las distintas áreas para intentar lograr su primer título desde 2007. Así, pese a los rumores continuos sobre la posible contratación de Adrian Newey en un futuro no muy lejano, los de Maranello viven al día y poco a poco van conformando un equipo técnico de calidad que les ayude a dar el salto que necesitan el próximo año.

Conscientes de que Lotus ha mejorado mucho en los últimos años gracias a las ideas de James Allison, con el que ya trabajaron en el pasado, los italianos se apresuraron en su contratación y el británico ya trabaja en las últimas mejoras del F138 y en el proyecto de 2014.

Así, gracias a sus consejos sobre la evolución de Kimi Raikkonen, en Ferrari se lanzaron a por el finlandés para sustituir a Felipe Massa y ahora, en otro duro golpe para Lotus, les arrebatarán a otra de sus piezas claves, su aerodinamista jefe, también pretendido por McLaren.

Por su parte, estas tres bajas sensibles para Lotus, les deja en una posición complicada mientras siguen esperando cerrar su acuerdo con Infinity para lograr la seguridad financiera que les permita volver a tener un proyecto de garantías el próximo año con una infraestructura renovada.
Por Andrés Méndez