Cree que ahora es un piloto mucho más fuerte tras ese revés
Jean-Éric Vergne, considera que haber ido ascendido a Red Bull este año hubiese sido una mala decisión ya que admite que tenía muchas cosas que mejorar como piloto. A priori, se tomo la algo mal la noticia cuando vio que el elegido para sustituir a Mark Webber era Daniel Ricciardo pero ha recapacitado, corregido errores y ahora quiere ayudar a Toro Rosso a conseguir una temporada llena de éxitos además de dar un paso adelante individualmente.
El piloto de Toro Rosso, Jean-Éric Vergne acabó 2013 algo decepcionado ya que Red Bull decidió confiar en Daniel Ricciardo para sustituir a Mark Webber y no a él. Pasados unos meses, el francés ha recapacitado y cree que ha crecido como piloto, ya que admite que en la temporada pasada le faltó inteligencia y frialdad.

"He dedicado este invierno a mirarme al espejo, a darme cuenta de las cosas. Y me he he dado cuenta de que para mí es bueno no haber ido a Red Bull, creo. Estoy contento de estar aquí. Me ha convertido en un piloto mucho más fuerte, porque veo que el año pasado fui un piloto muy débil de cabeza", dijo. "Si hubiera ido a Red Bull me lo habría tomado como una victoria, pero no creo que este invierno hubiera trabajado de la misma forma. Luego la sorpresa habría sido mala cuando hubiera luchado contra Sebastian (Vettel)", comentó a ESPN.

El francés consideraba que era la oportunidad de su vida y la dejó escapar, llegándoselo a tomar como una derrota ante su compañero Ricciardo pero intentó pasar página rápidamente para preparar un 2014 vital para él y Toro Rosso.

"En su momento creía que tenía la oportunidad (de estar en Red Bull). No estoy seguro de que queramos volver a recordar toda la historia, pero claro, ese fue un momento complicado para mí. Me lo tomé como una derrota, como algo desgraciado, pero cuando algo es malo eso puede contaminar todo lo que haya a tu alrededor", dijo.

Así, el joven piloto de 23 años considera que Toro Rosso tiene un gran potencial esta temporada, aunque tiene en cuenta que la escudería de Faenza es una oportunidad para jóvenes con talento y no para pilotos experimentados.

"Veo un gran potencial en Toro Rosso. Estoy extremadamente contento de estar en este equipo. Si no puedes estar en un equipo puntero como McLaren, Mercedes, Red Bull o Ferrari, entonces éste es el mejor equipo en el que puedes estar. Creo de verdad en este equipo, y creo en mí mismo. No me tomo este año como mi último año en Toro Rosso", sentenció.
Por Mireia Escribano